martes, 16 de octubre de 2007

El PP sigue negándose a condenar la dictadura de Franco

Ayer el dirigente del PP, Jaime Mayor Oreja se negó a condenar el franquismo y, además, defendió la dictadura diciendo que ésta fue una "situación de placidez". El Presidente del PP, Ángel Acebes evitó desautorizarle.

Éstas no son declaraciones aisladas individuales de altos cargos sino toda una línea del PP.
Recopilemos la actitud del PP en los últimos años ante las condenas del golpe militar de Franco y su dictadura:

-Septiembre 1999: El PP se queda solo al negarse a aprobar una condena explícita del "golpe fascista militar contra la legalidad republicana".

-Noviembre 1999: El PP se abstiene cuando las Juntas Generales de Álava llevan al pleno la condena.

-Diciembre 2000: Por primera vez el PP vota a favor de una condena moral. Pero fue sólo en Cataluña.

-Novimebre 2002: El PP se niega a votar en el Pleno del Congreso una condena al franquismo que se había votado, por unanimidad, en la Comisión Constitucional.


-Junio 2006: El veto del PP impide que el Congreso se sume a la repulsa europea hacia el franquismo.

-Julio 2006: El Parlamento Europeo aprueba una moción al respecto. El PP, con Mayor Oreja al freten, se queda solo con la ultraderecha europea en su voto negativo.

Jaime Mayor Oreja tuvo la desfachatez ayer de decir que con el franquismo se vivió “una situación de extraordinaria placidez.” En el PP y en sus afluentes mediáticos algunos se van quitando, poco a poco, la máscara. El otro día era Pedro J. Ramírez quien trataba de justificar el franquismo. Mayor Oreja, por su parte, lo ha hecho, y con mucho mayor énfasis.

“¿Cómo voy a condenar el franquismo, lo que, sin duda, representaba a un sector muy amplio de españoles?”, se pregunta el ex ministro del Interior de Aznar y, en la actualidad, eurodiputado del PP. Mayor Oreja aduce además que “hubo muchas familias que lo vivieron con naturalidad y normalidad.”

El PP, su Sí a Franco, su No la Ley de Memoria Histórica

En el contexto actual de la inminente aprobación de la Ley de Memoria Histórica, el PP resucita el debate sobre por qué han evitado condenar siempre la Dictadura y hacen suya la defensa de la dictadura.

Entre sus argumentos Mayor Oreja aludió a la "naturalidad y normalidad" con la que "muchas familias vivieron el franquismo.

Lo que el PP sí condena es la existencia de una Ley de Memoria Histórica, que servirá para reparar situaciones de injusticias. La derecha se niega a que se recupere la memoria de las víctimas de los perdedores de la guerra, que yacen en fosas comunes y cunetas. No están de acuerdo con que se las ponga al mismo nivel que sus víctimas, los ganadores, que descansan tras lujosas lápidas tras 40 años de memoria y reconocimiento durante la dictadura de Franco.

El diputado y ponente del PP en la negociación para la ley, Jorge Fernández Díaz aseguró que un gobierno del PP tras las elecciones generales, no pondrá en práctica la ley que pretende aprobar el Gobierno durante los próximos días.

Curioso que, sin embargo, dirigentes del PP acudirán a la beatificación de 498 religiosos muertos en zona republicana durante la Guerra Civil. Además, nada dicen de los religiosos del País Vasco que apoyaron a la República y fueron reprimidos por las derechas capitaneadas por Franco.

No hay comentarios: