jueves, 22 de noviembre de 2007

El bloqueo del CGPJ es un golpe de estado del PP

El PP está bloqueando la renovación del Consejo General del Poder Judicial (en funciones desde hace un año) para perpetuar una mayoría conservadora que le es afín y que fue elegida hace 7 años, cuando el PP gobernaba con mayoría absoluta.

El PP intenta ganar en las instituciones judiciales lo que ha perdido en el Parlamento, sede de lo que el pueblo hemos votado. Su objetivo es echar atrás leyes que ha aprobado el Parlamento, como el matrimonio homosexual, la ley de igualdad o Estatuto catalán.

Esto es una conspiración del PP para fabricarse un tribunal a su medida. Quieren establecer un control político sobre el poder judicial. Un verdadero golpe de estado.

Todos los partidos denuncian al PP
PSOE, CiU, ERC, PNV, IU-ICV y del Grupo Mixto reprochan al PP su conducta antidemocrática al bloquear la renovación del órgano.

El PP debería cesar en este bloqueo intolerable. El resto de los grupos parlamentarios deberían estudiar medidas de carácter legal para impedir que un grupo político se niegue a renovar un órgano constitucional y lo bloquee indefinidamente.

Recusaciones con una falsa noticia de El Mundo
El PP hace uso de recusaciones para forzar una composición del órgano acorde con su estrategia política contra el Estatuto catalán, el matrimonio homosexual o la ley de igualdad.

Primero el PP recusó a Pérez Tremps (del sector progresista). Luego, al responder el Gobierno con otras 2 recusaciones a García Calvo y Rodríguez Zapata (del sector conservador), el PP formula otras 3 recusaciones a miembros del sector progresista basadas en un bulo periodístico del diario el Mundo.

Incluso el magistrado Ramón Rodríguez-Arribas (del sector conservador) ha desmentido esta falsa noticia de El Mundo, pero el PP sigue manteniendo las 3 recusaciones. Lo del PP es un escándalo político e institucional sin precedentes.

No hay comentarios: