miércoles, 7 de mayo de 2008

Esperanza Aguirre quiere liquidar la Educación Pública

El profesorado de los centros públicos se ve obligado a hacer huelga como medida de presión ante el desprecio que, en este año de gobierno, la Consejera de Educación ha demostrado hacia la Enseñanza Pública y sus profesionales. La Consejera de Aguirre está gobernando sin diálogo, sin interlocución y sin consenso.

En 11 meses, las organizaciones sindicales representativas no han sido convocadas. Las Comisiones de Seguimiento de los Acuerdos firmados no han funcionado. Mientras tanto, se ha privatizado una Escuela Infantil pública, se ha regalado un Colegio Público a un Ayuntamiento para que lo pudiese vender y resolver sus problemas de liquidez o se han puesto en marcha obras de remodelación de centros públicos en pleno curso escolar desoyendo a las familias, a la vez que se retrasaba voluntariamente la construcción de nuevos centros públicos comprometidos para ceder terrenos próximos a entidades privadas.

En estos momentos, la Consejería trabaja en el desmantelamiento de la red de Orientación, de la red de formación del profesorado, de las Escuelas de Idiomas y de la red de Escuelas Infantiles públicas. Del mismo modo, los Centros de Adultos también están en cuestión y en riesgo.

La continua concertación de centros privados con dinero público lleva a la existencia de dos tipos de centros: unos, los públicos, con el alumnado de todo tipo, reflejo de nuestra sociedad y otros, los centros privados-concertados sostenidos con dinero de todos, que seleccionan, eligen y escogen a su alumnado.

En estos 11 meses, el profesorado madrileño ha visto cómo no se cumplían los Acuerdos firmados y cómo sus condiciones laborales se situaban entre las peores de toda España. Se ha actuado al margen de los compromisos adquiridos por un Gobierno anterior del mismo partido y dirigido por la misma Presidenta. Todo ello, sin respetar la obligación de negociar con las organizaciones sindicales representativas y rompiendo toda interlocución con los representantes de las familias y del alumnado.

El profesorado de los centros públicos no entiende que, siendo la Comunidad de Madrid la de mayor nivel de renta, su Gobierno sea uno de los que menos invierte por alumno de toda España, que éste sea incapaz de hacer descender las altas tasas de fracaso escolar y que sus condiciones laborales sean de las peores del Estado. Ese abandono de la Enseñanza Pública ha tenido como consecuencia que sea en Madrid donde más ha crecido la enseñanza privada. Ante esta situación, el profesorado de la Comunidad de Madrid hace huelga para exigir:

- Mayor atención a la Enseñanza Pública, a su alumnado y a su profesorado.
- La paralización de la privatización del sistema educativo madrileño.
- Un compromiso del Gobierno regional de no vender o ceder la gestión de los centros públicos.
- El cumplimiento del Acuerdo Sectorial y del Acuerdo Educativo.
- La aplicación a los docentes de las Leyes del Estado que en Madrid no se aplican: Igualdad, Dependencia, Estatuto Básico del Empleado Público.

Los problemas existentes afectan al profesorado, al alumnado y a sus familias, por eso es imprescindible defender la Escuela Pública.

No hay comentarios: