sábado, 24 de mayo de 2008

Para Esperanza Aguirre la Sanidad es un negocio

Lo que Esperanza Aguirre está haciendo con la Sanidad en la Comunidad de Madrid es el mayor ataque que han sufrido los servicios públicos en España. Madrid se ha convertido en el laboratorio de la privatización de la sanidad pública, y, si este proceso no se frena, España asistirá al desmantelamiento del sector público.

A Esperanza Aguirre no le vale con que los nuevos hospitales sean de gestión privada, sino que en la Comunidad de Madrid se ha iniciado la privatización de la Atención Primaria, existiendo centros de salud que ya tienen algunas plantas privadas, con consultas privadas y médicos contratados de manera privada.

En pocos años el sistema madrileño de salud no será más que un conglomerado de empresas privadas, que dejará de mandar ciertos tratamientos o no realizarán intervenciones quirúrgicas si el gasto no les conviene. Este hecho se está constatando ya en el Hospital del Sureste, donde a enfermos con un tratamiento caro se les están negando el mismo.

La macabra Ley 15/97
La Ley 15/97 de Aznar permite que las Comunidades Autónomas privaticen de la Sanidad Pública. En la Ley de Nuevas Formas de Gestión Sanitaria se apoyó el Gobierno de Esperanza Aguirre para promover en la pasada legislatura sus siete "hospitales administrados" (de gestión mixta público-privada).

Se hace necesario modificar los artículos 2 y 3 de la Ley 15/1997, para que los hospitales conserven el carácter público en la la titularidad, financiación, gestión y provisión de servicios.

Esto que se está dando ya en Madrid es sólo el ensayo para después hacerlo a nivel de todo el estado si el PP llegara al poder en 2012.

Hay que parar a Esperanza Aguirre en Madrid para parar al PP en el resto de España.

No hay comentarios: