martes, 16 de septiembre de 2008

Amenazas de golpe en Bolivia

El gobierno boliviano ha anunciado que en diversos departamentos se ha puesto en marcha un golpe de estado civil encabezado por el presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, Branco Marinkovic.

Diversos enfrentamientos organizados por la burguesía y los terratenientes asaltaron y quemaron instituciones del Estado en los departamentos de Pando, Beni, Santa Cruz y Tarija, causando 16 muertos. En algunos departamentos se ha declarado el estado de sitio y el gobierno de Evo Morales ha expulsado al embajador estadounidense acusado de estar detrás de estos planes golpistas.

Pese a la contundente ratificación de Evo Morales en el referéndum del pasado 10 de agosto, con el 67% de apoyo, las fuerzas opositoras parecen decididas a echar un definitivo pulso a los planes de Evo Morales para profundizar en el contenido social y nacional del proceso revolucionario.

Desde que el MAS de Evo Morales se hizo con el poder la burguesía y los latifundistas bolivianos, con el soporte del imperialismo norteamericano, han estado boicoteando la acción del gobierno. Usando como excusa la petición de autonomía para los departamentos más ricos, los que poseen reservas de gas y petróleo, y en los que tienen sus grandes latifundios han logrado movilizar a ciertos sectores de la población para enfrentarlos al gobierno de Evo Morales y también a los trabajadores, campesinos e indígenas.

Los intereses económicos de grandes empresas extractores españolas están en juego contra la nacionalización y el progreso popular e indígena boliviano. Se trata de una movilización reaccionaria destinada a socavar los avances de la población trabajadora e indígena y a defender el mantenimiento de su poder económico y el de sus empresas y las multinacionales de productos agrícolas y petrolíferos. Están creando un poder paralelo al del gobierno y preparándose para dar un golpe de estado.

La respuesta a estas amenazas debe ser la movilización popular. Los intentos de llegar a un acuerdo con los golpistas no resolverán los problemas. Al contrario, es el momento de profundizar en las medidas para hacer avanzar el proceso revolucionario. Las organizaciones obreras, campesinas e indígenas están alerta. Un Pleno ampliado de la Central Obrera Regional de El Alto (la ciudad obrera cercana a la capital La Paz) así lo pide: “Exigimos al actual gobierno encabezado por el actual presidente de la República, Evo Morales Aima, el inmediato encarcelamiento de Branco Marinkovic, Rubén Costas, el genocida de Leopoldo Fernández y otros nefastos personajes por sedición, traición y división de la patria, en el marco de las leyes del Estado boliviano. Pedimos al actual presidente de la República, Evo Morales Aima, excluir del gobierno a grupos derechistas que con sus acciones debilita y ponen el riesgo el actual proceso político de cambios.”

La Confederación General de Trabajadores Fabriles de Bolivia (que forma parte de la Central Obrera Boliviana) también ha fijado su posición: “Para la clase obrera debe estar claros, que la burguesía agroexportadora tiene el objetivo de derrocar al gobierno de Evo Morales, o de impulsar la intervención de fuerzas externas como las Naciones Unidas, y así lograr un compromiso con el gobierno y que éste abandone sus reformas y limite más las que ya impulsa…Corresponde a la clase obrera, asumir la tarea de construir la unidad del país, de la resolución de los problemas centrales como la nacionalización integral de los hidrocarburos, derogación del decreto supremo 21060 de precariedad laboral, derogación del régimen de jubilación privada y aporte patronal, estatal (mayoritarios) y laboral. Salario acorde al costo de vida. Por una Segunda Reforma Agraria que posibilite el acceso a tierras de trabajadores desocupados y al campesinado pobre. Por autonomías de carácter popular que garantice y consolide una Bolivia unitaria. Imposición de la jornada de ocho horas, eliminación de todas las formas de sobre explotación y contratos civiles que imponen la flexibilidad laboral.”
Es necesaria la más amplia solidaridad contra los intentos golpistas y en defensa del gobierno Evo Morales.

No hay comentarios: