viernes, 24 de octubre de 2008

A Esperanza Aguirre le gusta el PORN

Esperanza Aguirre pasará a la historia como la responsable de la destrucción de la Sierra de Guadarrama. Ha rebajado el área protegida para primar la caza, la pesca, la tala y la especulación urbanística.

El Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) de la sierra recibió ayer el visto bueno del Consejo de Gobierno que preside Esperanza Aguirre y con él se ha recortado más de 14.000 hectáreas al parque nacional.

“Usos tradicionales”: Talar, cazar y especular
La justificación que ofreció Aguirre es que en gran parte del nuevo parque se van a mantener los "usos tradicionales". Se limitó a mencionar "la ganadería, el montañismo o los usos forestales", pero ese término abarca la caza, la pesca y, sobre todo, la tala forestal con usos comerciales, que están prohibidas en los parques nacionales por la ley estatal que los regula (artículo 13).

Acta de defunción del parque nacional
Es incomprensible que tras años de retraso, con la excusa de adecuar el PORN a la ley estatal, lo que se nos presente sea un proyecto mucho peor que el anterior, que rebaja la zona de parque nacional y que inventa nuevas figuras de protección, con el único fin de desproteger más la zona.

La clave de que el nuevo Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) del Guadarrama reduzca el espacio protegido está en que Aguirre ha optado por primar la caza, pesca, ganadería o tala comercial sobre la reserva de zonas de protección.

La sierra para la especulación urbanística
La propuesta de Esperanza Aguirre es en realidad un Parque Temático situado en las antípodas de lo que debe de ser cualquier espacio natural protegido, más si cabe un Parque Nacional. Deja la Sierra de Guadarrama a los pies de los caballos de la especulación urbanística.

Este PORN está destinado a permitir mayores crecimientos urbanísticos de pueblos como Rascafría, Oteruelo del Valle, Alameda y Pinilla del Valle, lo que lleva a preguntarse si la presidenta considera a la especulación urbanística como uno de esos “usos tradicionales” que tanto pretende conservar y perpetuar en el Guadarrama.

1 comentario:

FRANESCO dijo...

Yo que he pensado: ¿Habré leído lo que creo haber leído? Pero no...