miércoles, 22 de octubre de 2008

Esperanza Aguirre: “Nada de la sanidad en Madrid es privado.”

Ayer Esperanza Aguirre aseguró en una entrevista con la cadena SER: "Quiero aclarar que no hemos privatizado nada en la sanidad de Madrid".

Sin embargo, la cruda realidad es que 7 de los 8 nuevos hospitales que ha construido Esperanza Aguirre están gestionados -en su parte no sanitaria- por empresas. En el octavo, el de Valdemoro, todo, también los médicos, son privados. Los tres que va a levantar ahora, en Torrejón de Ardoz, Móstoles y Collado Villalba, serán como el de Valdemoro.

Listas de espera
Pero esa no fue la única perla que ayer soltó. Esperanza Aguirre había prometido hace 3 años que nadie aguardará, al término de la legislatura pasada, más de 30 días en lista de espera y que dimitiría si esto no se cumplía.

Una oyente denunció ayer una demora de 6 meses para el ginecólogo. La presidenta salió con la excusa de que ella se refería a listas de espera quirúrgica, no diagnóstica. Dijo "Nunca he adquirido un compromiso para la espera diagnóstica”. Y encima soltó "Yo cuando me comprometí a 30 días máximo de espera quirúrgica es porque sé que nadie se quiere operar por capricho.”

Futuro: Quiebra del aseguramiento público como en EE.UU
La privatización indiscriminada y sin criterio de la sanidad lleva a la posible quiebra de aseguramiento público, que es fundamental y esencial para no perder la equidad en el tratamiento de todos los ciudadanos por igual.

Ése es el caso de Estados Unidos, donde ya se ha producido el gran drama de la ruptura del sistema que lleva a que las aseguradoras privadas en casos de enfermedades graves, como el cáncer o el Sida, se muestren reacias a asumir a los pacientes.

Contra los representantes de los trabajadores
Ante esta situación son lógicas las protestas de los trabajadores y de sus representantes sindicales. Pero Esperanza Aguirre ante las noticias de huelgas y problemas en los hospitales madrileños dice que "hay 1.600 liberados sindicales, gente que recibe su sueldo, incluso los complementos y los pluses por hacer su tarea sindical, para defender a sus compañeros, y en vez de eso, vienen a concentrarse y a chillar a la presidenta y su consejero".

No hay mejor forma de defender a sus compañeros y a los madrileños en general que denunciando las políticas privatizadoras del gobierno Aguirre y, en concreto, de su consejero de sanidad, Güemes.

No hay comentarios: