viernes, 3 de octubre de 2008

Saqueo de parásitos y usureros

Los banqueros y especuladores, cuando tenían multimillonarias ganancias, arremetían contra la “intervención del Estado”. Ahora piden un saqueo de los fondos públicos para recuperar lo que han perdido en la especulación inmobiliaria y de todo tipo.

¿De dónde va a salir ese dinero? De los impuestos de todos los trabajadores y, por consiguiente, de recortar y suprimir servicios públicos en todos los países del mundo.

¿Acaso no son las multinacionales y los especuladores (los responsables empresariales del mundo) los culpables de la destrucción de cientos de miles de empleos? La crisis no la han provocado los trabajadores.

Si los gobiernos intervienen en la economía del modo en el que quieren estos parásitos y usureros, se darán recortes de derechos laborales, de conquistas sociales y del coste de la fuerza de trabajo.

Si es posible dedicar billones de euros a salvar a los especuladores, ¿qué impide que los gobiernos se hagan cargo (nacionalicen) los principales bancos e inmobiliarias, y que se destine ese dinero no a los especuladores, sino a acabar con el paro, a impedir los despidos, a hacer un plan de obras públicas que responda a las necesidades de la mayoría de la población y a salvar las hipotecas que asfixian a los trabajadores?

No hay comentarios: