viernes, 14 de noviembre de 2008

Cumbre del JE-20 :-DDD

Que no se rían de las clases trabajadoras en la Cumbre de Washington de mañana. El anfitrión George Bush ya ha adelantado, entre carcajadas, que a las políticas neoliberales ni tocarlas en esta reunión del G-20.

Poner medidas para la crisis es sacar conclusiones de las consecuencias que ha traído el neoliberalismo, que nos ha llevado a la situación actual de crisis extrema. La solución debe ir en sentido contrario a esas políticas, que desde Reagan y Thatcher hasta Bush, han propiciado la falta de control al mercado.

Se necesita un organismo regulador, una nueva organización que tendría como misión unificar los criterios de supervisión financiera para fomentar la transparencia y prevenir nuevos agujeros.

Supervisión el flujo de capitales
Es precisa una especie de Tasa Tobin, un impuesto que grave el flujo de capitales en el mundo. Los ingresos que este impuesto produciría podrían ser una importante fuente de financiación para combatir las consecuencias perniciosas de la crisis.

Las grandes corporaciones multinacionales también deberían pagar parte de la factura de esta crisis porque ellos han propiciado, al igual que la usura de los bancos, la crisis actual, con el beneplácito de las políticas neoliberales.

Combatir los paraísos fiscales
El 20% del PIB mundial se esconde en países denominados paraísos fiscales. Habría que plantear vetar el movimiento de capital desde y hacia estos países piratas.
El cobijo en paraísos fiscales como las Islas Vírgenes o Caimán supone una fuga de capital que evade los sistemas fiscales reguladores.

Que los trabajadores no paguen la crisis
El nuevo modelo económico debe basarse en una mayor protección social, en una renovación tecnológica que asegure una mayor productividad y en un nuevo modelo fiscal que revierta la escandalosa tendencia de pérdida de peso de los salarios y permita una redistribución a través de políticas sociales públicas.

Que la paguen los sueldos de los directivos
De ninguna de las maneras debe basarse el modo de salir de la crisis en salarios más baratos para los trabajadores, en despidos más baratos, en trabajo menos cualificado, en más horas de trabajo precario.

Los grandes empresarios deben apretarse el cinturón. Las retribuciones extraordinarias para los directivos deberían ser acciones que no se puedan vender en años en lugar de stock options para que así los directivos se preocupen por el futuro de su empresa en vez de jugar sólo al corto plazo y al interés personal.

1 comentario:

Rafael del Barco Carreras dijo...

G-20, MÁS ESTADO Y MENOS MERCADO.


Rafael del Barco Carreras


El eslogan es indispensable en la demagogia. Rimando se enciende el entregado auditorio. La sensibilidad de los seguidores se refuerza, y si oculta culpabilidades tanto mejor. La crisis española es producto del tipo de Estado. La debacle inmobiliaria y la piramidal burbuja, absorbiendo el 60% de todo el ahorro español, más el terrible endeudamiento exterior, se centran en unas cajas de ahorros, cartel dominado y controlado a través del Banco de España y la Confederación de Cajas de Ahorro, y dos Bancos dependientes del Servicio de Inspección, y a más abundancia con la Central de Riesgos, información de cualquier tipo de crédito concedido. Al igual con las emisiones de valores, compraventas y OPAS por el CNMV, Comisión Nacional del Mercado de Valores, organismo dependiente del Ministerio de Hacienda. Un Estado omnipresente y decisorio. Por si fuera poco, por la particular idiosincrasia de las cajas de ahorros, más públicas que privadas, y la intromisión de los poderes públicos en los consejos y política de los dos grandes bancos, nos encontramos que el MÁS ESTADO solo conllevaría rotular todas las oficinas bancarias y cajas con una sola sopa de letras, BBVASCHCAIXCAM. Los cuatro de la última reunión de Zapatero, Botín del Banco de Santander, González del BBVA, Fainé de la CAIXA y Blesa de la Caja de Madrid. El ESTADO en cuanto a finanzas se refiere, donde Derecha o Izquierda no tiene más sentido que el Poder y Dinero. Los demás entes financieros son simples subsidiarios, con poco más del 20% del pastel, y el panorama se complica añadiendo el resto de cajas de ahorro y sus políticos y promotores, de hecho hombres de paja. Solo así se entienden esos disparatados créditos de miles de millones de euros renovados e impagados. Una dirigida y centralizada política crediticia distorsionando el resto de Mercado más o menos libre.

Quizá lo que quiera decir el tal Pepe Blanco del PSOE (la O de obrero para quien no se ha construido ninguno del 1.000.000 de pisos sobrantes) manipulando la cacareada e inútil reunión de los Grandes en Nueva York, que si en el Sistema permanece un 40% funcionando como Mercado, también sea absorbido por ese 60% que nadando en la Corrupción ha fabricado una estafa piramidal de la que solo se puede salir con ilimitados billetes nuevos de euro, inflación, quiebras y parados, dejando ante nuestra vista un más que incierto futuro.

Ateniéndonos a Barcelona y repitiendo conceptos, yo animaría a tanto turista que pasea de un edificio a otro de Gaudí y el Modernismo Catalán (el Ensanche construido por un Mercado puro y duro), y les alabo el gusto, que dirijan sus fotos desde la Plaza de las Glorias hasta el FORUM, la nueva Diagonal, o al Hospitalet de Corbacho, extensión de Barcelona hacia el Aeropuerto y Castelldefels, y sin entrar en disquisiciones artístico arquitectónicas (para mí Tapies y otros del arte moderno son puro papanatismo o dura estafa) se interesen por precios y calidades, y deducirán que toda esa inversión en construcción no tiene nada que ver con un Mercado de real oferta y demanda. O sea, en Barcelona no se ha seguido ninguna Ley de Mercado, se han manipulado precios en la Bolsa en cuanto a las acciones de las inmobiliarias, los de terrenos, construcción y venta (lo propio de un Sistema de monopolio u oligopolio) generando créditos e hipotecas basura, siendo el único Mercado en el Mundo que a más oferta y menos clientes más subida de precios, con hasta un 20% anual. La inversión en una inviable GRAN BURBUJA de toda la gran capacidad creada con y después de los Juegos Olímpicos, la expansión por España de sus CAIXAS, la excelente disposición europea en dinero fácil y barato, o el del turismo, y hasta el negro de la droga o economía sumergida, canalizado por las propias CAIXAS a través de infinidad de negocios y sociedades instrumentales tapadera. Al igual que en el resto de España donde se supera en un año a Francia y Alemania juntas en construcción de viviendas, y más caras. Similar a un Plan Quinquenal Soviético fabricando mal o inadecuado, o desecando el Mar Caspio para regar salitres e inútiles desiertos.