lunes, 22 de diciembre de 2008

Esperanza Aguirre, complice de terrorismo machista

Esperanza Aguirre debería cesar inmediatamente al presidente del CES de la Comunidad de Madrid, Francisco Cabrillo, por justificar de nuevo el contenido de un informe que acusa a las mujeres de utilizar el terrorismo machista para acceder a ayudas públicas.
Cabrillo justificó los términos del informe durante su comparecencia ante la Comisión de Mujer de la Asamblea de Madrid. Si Aguirre no lo cesa, será cómplice de su pensamiento.

Cabrillo argumentó la validez del documento en aras de la libertad de expresión y porque el informe está bien escrito. El presidente del CES, con esta actitud, no se aleja de la infausta frase 'si le pega o le ha matado, algo habrá hecho'. En el informe editado por el CES se recoge, por ejemplo, que las víctimas fingen para beneficiarse de una ayuda, o que las mujeres, en vez de esforzarse por conseguir un empleo mejor, prefieren ser víctimas de maltrato para beneficiarse de las ayudas públicas que existen para estos casos. En concreto, este informe dice:

"Está la interrogante si con las ayudas públicas se está motivando a que las mujeres, en vez de esforzarse en conseguir un mejor empleo, una mejor remuneración o mejores condiciones laborales, prefieren ser víctimas de 'violencia de género' (entre comillas en el original) para así obtener los mencionados beneficios con menor esfuerzo".

1 comentario:

Anónimo dijo...

¿Cuando habra alguien que tenga los cojones para acabar con esa escoria ultra fascista que es Esperanza Auirre?