sábado, 20 de diciembre de 2008

Esperanza Aguirre y el transporte de la mayoría

Es inadmisible que con la situación económica actual, y con unos datos sobre la mesa que nos confirman que el transporte público pierde viajeros, se nos anuncie una subida media para 2009 del 4,9%, que junto a la subida de agosto y a la de enero nos dan un 13% más, es decir tres veces más que la Inflación de 2008 y la prevista para 2009. No es tolerable que títulos como el Abono A, que es uno de los más utilizados, suba en un año casi 4 euros (de 42,10 a 46), mientras que el Abono joven pasa de los 27,20 en enero de 2008 a 29,50.

Esperanza Aguirre suprime el Impuesto del Patrimonio, que sólo beneficia a una minoría con un alto poder adquisitivo, y sube el precio del transporte público. Esto sí que es ser pionero e impulsor de políticas anti sociales. Es una tomadura de pelo que se intente justificar esta subida por el aumento del precio de la electricidad y el gas, del mismo modo que se intentó justificar la de agosto por el precio de la gasolina. Meses después el precio del crudo bajó y sin embargo no lo hicieron las tarifas.

No hay comentarios: