miércoles, 10 de diciembre de 2008

Hacia una alternativa a Esperanza Aguirre: POR UNA CARTA DE CIUDADANÍA EN MADRID (Parte III)

Los posts de esta semana no serán del autor de Ventanas del Falcón. En este blog aparecerán, en cinco partes, un texto del coordinador del Foro Social de Madrid, Carlos Girbau. Es un análisis sobre la situación en la Comunidad de Madrid y una exposición sobre cómo caminar hacia posibles alternativas a la política del PP en Madrid.

LOS PRESUPUESTOS DE 2009
Bajo el gobierno de Esperanza Aguirre, la Comunidad de Madrid ha visto crecer su deuda a más de 10 mil millones de euros y, de manera exponencial, la privatización de los servicios públicos a través de introducir por mil y un caminos externalizaciones, peajes en la sombra, transportes privados, conciertos educativos, hospitales privados, etc…
Hoy, las transferencias de lo público hacia lo privado alcanzan en Sanidad alrededor de un 35% del total del gasto. En educación el porcentaje es entorno al 25%. Es decir, cerca del 50% del gasto de las dos consejerías no es gestionado directamente por la Comunidad, sino por la empresa privada[1]

Inmersos como estamos en plena crisis, los presupuestos 2009 no cambian esa lógica, al contrario, la siguen abonando, cultivando. Profundizan en una línea neoliberal extrema que ya ha fracasado en todo el orbe.

Los datos revelan sin ambages que la estrategia indisimulada de la Comunidad de Madrid es someter servicios básicos, reconocidos en la Constitución como obligatorios para el Estado, a las leyes del mercado, o sea a mecanismos de acumulación de riqueza por parte de algunos, contraviniendo así los principios de redistribución de riqueza y de creación de mecanismos de cohesión social que su carácter público garantiza. Ahora el Consejero de Sanidad, Güemes, para más señas yerno del famoso Fabra de Castellón, nos anuncia además el posible copago sanitario, algo ya recogido en la ponencia del PP madrileño sobre servicios públicos al referirse que una parte de tales servicios pueden ser pagados, o sea, abonados dos veces, vía impuestos y vía pago por parte de la ciudadanía.

Para empezar, los presupuestos para 2009 decrecen, puesto que aumentan por debajo de la inflación. Suben sólo un 1,94% con respecto a los de 2008, mientras que inflación prevista no baja del 3%.

A pesar del crecimiento descomunal, dos puntos por encima de la media estatal, del desempleo en la Comunidad de Madrid[2], los apartados sociales aumentan menos que la inflación, un 1,94%. La cuantía destinada a inversión en innovación se reduce[3]. La apuesta por políticas horizontales en el campo de la industria reduce ésta a una transferencia llana de dinero a la empresas sin contrapartida alguna. Los gastos sociales o las políticas de la supuesta “sacrosanta” familia no sólo no crecen, sino que en muchos apartados muestran la renuncia expresa del gobierno regional a gestionar, siendo ya, únicamente, un espacio de transferencia al sector privado[4]. La partida de Universidad decae un 0,82 en relación con el presupuesto total referido a educación. Se trata de una partida que sigue perdiendo peso en el total del gasto, reduciéndose en un 3,1% con respecto a 2008.

De esta línea de recorte sistemático, de apuesta a favor de que la crisis la paguen los más débiles, se salva únicamente aquello que se considera clave. Los gestores del PP son consecuentes con su pensamiento. “Como no hay dinero para todo, salvemos lo esencial” y lo no renunciable para ellos son aquellas partidas que en cada capítulo profundizan la política privatizadora y de transferencia de dinero a la empresa privada, considerada la verdadera llave de bóveda del entramado. Así, estas partidas no bajan, sino que incrementan su importe total y suben en su tanto por ciento dentro de cada capítulo.[5]

[1] Datos de la Fundación de Estudios Sindicales
[2] El paro creció en noviembre en 15.280 personas (un 4,85% más). El total de desempleados es de 330.439. Respecto a hace un año, el paro ha crecido en 102.810 personas, lo que representa un aumento del 45,17%, un 2% más que en el resto del estado.
[3] Los programas referidos a innovación tecnológica pierden 100 millones de euros (-7,02%) en relación al presupuesto de 2008.
[4] La atención a “personas mayores” cae un 5,41% y la “Atención a personas discapacitadas” en un 6,64%
[5] El gasto en canon hospitalario es casi el 13% del gasto sanitario, subiendo un 2,59%. En educación la externalización de servicios se come ya el 96,49% del total presupuestario en educación infantil, primaria y especial. Todo ello, por no hablar de la última medida “estrella” la privatización del agua a través de la privatización del Canal de Isabel II.Nota: Los datos referidos a los presupuestos 2009 han sido extraídos de la propia Comunidad, IU-CM, UGT y CCOO.

No hay comentarios: