domingo, 14 de diciembre de 2008

Para Esperanza Aguirre la universidad es una oportunidad de negocio

Esperanza Aguirre quiere condenar a las Universidades Públicas a una permanente insuficiencia financiera, a la par que autoriza y potencia universidades privadas. Desde su Consejería de Educación se impulsa una concepción mercantil de la enseñanza superior, que establece la supuesta autorregulación del mercado en detrimento de un sistema igualitario único en Europa que ha llevado a todas las clases sociales de nuestro país a tener la posibilidad de acceder a los estudios universitarios.

La Universidad Pública debería tener una financiación adecuada y suficiente para cumplir sus objetivos de docencia, investigación, desarrollo e innovación. Debería estar abierta a la sociedad y la capacidad económica de las familias no tendría que ser un factor de exclusión. Esperanza Aguirre ha recortado en los presupuestos las becas universitarias para que las clases trabajadoras no puedan tener un escudo que las defienda.

La Universidad Pública tiene que estar al servicio de la sociedad madrileña y no destinada exclusivamente a cubrir las necesidades mercantilistas de la empresa privada. La financiación de las universidades privadas se está dando con los fondos de las Universidades Públicas. Con todo esto se está convirtiendo a la universidad en una oportunidad de negocio que, en lugar de prestar un servicio público de calidad, busca únicamente el beneficio económico.

No hay comentarios: