martes, 30 de diciembre de 2008

¿Por qué no un Caja Madrid de carácter social?

En Caja Madrid hay cambios legales calculados para conseguir un control monopólico del grupo del PP afín a Esperanza Aguirre. El uso partidista y gubernamentalizado, que Aguirre impone en Caja Madrid, ha conducido a situaciones de riesgo en otras cajas donde se ha ensayado esta fórmula. En el actual contexto de crisis económica, es muy grave que se planteen aventuras políticas que puedan poner en peligro la estabilidad de una institución tan popular como Caja Madrid, en la que los trabajadores guardan sus ahorros.

Frente a toda operación de injerencia y control espúrio de una entidad financiera habría que defender el carácter social de una institución como Caja Madrid, y abogar por un modelo de independencia de Caja Madrid. Este modelo más social hubiera sido posible en 2003, cuando la izquierda ganó las elecciones en Madrid pero un tamayazo le devolvió el gobierno regional a Esperanza Aguirre. Sobre los vínculos entre Blesa, Aguirre y el tamayazo, leed este interesante artículo Blesa y Aguirre del blog de Don Ricardo.

1 comentario:

creditos dijo...

Esperanza, doña "erre que erre"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, negó ayer por la mañana conflicto alguno en Caja Madrid. Sin embargo, pocas horas después, a las cinco de la tarde, empezaron a volar los cuchillos en la Comisión de Control de la entidad. De un lado, los partidarios de Aguirre que quieren relevar a Miguel Blesa. Pablo Abejas, presidente de la comisión, estuvo a la cabeza del grupo con tres miembros más. Enfrente, ocho consejeros, el 61,5%, que han pedido por escrito una reunión extraordinaria para que se inicien las elecciones y se trate el cese de Abejas. Según fuentes de la entidad, se debe convocar una reunión extraordinaria si tres o más miembros la piden. Abejas respondió que la petición había caducado y que la reunión solicitada sólo tenía carácter político, por lo que se negó a convocarla. En Caja Madrid están estudiando las acciones legales pertinente ante el bloqueo de la situación. Otras fuentes dudan de que el grupo de ocho consejeros se mantenga unido por lo que podrían perder fuerza, informan El País, ABC y Expansión.