jueves, 18 de diciembre de 2008

Revés a la brutal ofensiva neoliberal europea

Es tremendamente positivo que se haya bloqueado la propuesta de Directiva del Consejo ya que suponía un grave retroceso en los derechos laborales conseguidos tras largos años de lucha del movimiento obrero y la ofensiva más brutal de la Europa neoliberal.

La propuesta de Directiva individualiza las relaciones laborales al generalizar la cláusula opt-out, en virtud de la cual empresario y trabajador pueden acordar el aumento de la jornada laboral hasta 60 horas. Además la Directiva modifica el periodo de referencia para el cómputo de la jornada laboral (12 meses en vez de la semana, como es ahora) y redefine el concepto de "tiempo de trabajo" al considerar que en los servicios de emergencias (hospitales, bomberos...) los periodos en los que el trabajador permanece en el lugar de trabajo (ej: guardias médicas) no son considerados par el cómputo de horas de trabajo. Mediante la aplicación de la cláusula opt-out la jornada laboral podría ser de 60 horas, llegando a 65 para los servicios de emergencia o 78 cuando así lo recoja un convenio colectivo.

Ha sido un revés a los impulsores de la Europa neoliberal porque la propuesta del Consejo era la última de una serie de decisiones e iniciativas que atacan el Estado Social y de Derecho desarrollado en Europa. Es necesario que Europa de un giro de 180 grados y ponga a los ciudadanos en el centro de la construcción europea.

1 comentario:

rafa hortaleza dijo...

venceremos, venceremos...
que raro resulta ganar una vez ¿no?