domingo, 25 de enero de 2009

El presunto espía enchufa a su cuñada, con la que está cayendo

Al PP de Madrid se le junta todo. Uno de los peperos espiados por la Gestapo del PP es un presunto corrupto y ahora nos enteramos de que uno de los presuntos espías pepero practica el tráfico de influencias. En la última reunión del Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, celebrada el pasado jueves, una cuñada del consejero Granados fue nombrada responsable del Servicio regional de Seguridad Social y Salud Laboral. Se trata de María del Mar Alarcón Castellanos, profesora de Derecho del Trabajo en la URJC de Madrid.

Es una tomadura de pelo, con la que está cayendo, que el gobierno de Esperanza Aguirre nombre a un familiar cercano de un presunto delincuente que ha organizado un espionaje parapolicial pagado con dinero público. La Comunidad de Madrid parece el cortijo del PP. Granados no tiene autoridad moral para seguir siendo consejero, cuanto menos para enchufar a su cuñada.

1 comentario:

FRANESCO dijo...

Ellos, a lo suyo, como siempre.