miércoles, 7 de enero de 2009

Otro varapalo judicial a Esperanza Aguirre (antes por la TDT, ahora por la radio)

Después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) echara abajo a finales de noviembre la concesión de 30 televisiones locales en 2005, el Supremo ha tumbado parcialmente el decreto que regula la adjudicación de emisoras de radio. El alto tribunal da la razón a la Unión de Radios Culturales de Madrid y obliga a Esperanza Aguirre a reconocer la existencia de estas emisoras sin ánimo de lucro. Éstas deberían haber sido tenidas en cuenta por el Gobierno de la Comunidad de Madrid cuando elaboró el reglamento sobre "el régimen de difusión sonora en ondas métricas con frecuencia modulada". El reglamento excluyó a las radios culturales.

La sentencia recuerda que uno de los objetivos del decreto era "la supresión de las previsiones relativas a las emisoras culturales y otras de carácter no lucrativo". El supremo reconoce que las emisoras culturales y no lucrativas "compiten en la asignación de frecuencias del limitado espacio radioeléctrico con los demás tipos de radiodifusores", entre ellos los operadores comerciales. El fallo estima el recurso interpuesto por la Unión de Radios Culturales de Madrid contra una sentencia dictada por el TSJM dos años antes.

No hay comentarios: