sábado, 28 de febrero de 2009

Ocultar y entorPPecer

Es obscena la forma en la que el PP ha ordenado las comparecencias en la Comisión de Investigación sobre el espionaje del PP, imponiendo su orden. No es una casualidad que no haya ningún cargo político relevante del gobierno Aguirre, ni ninguno de los supuestos espiados. Es significativo que no haya habido consenso en el orden de las comparecencias, y que las inicie Virgilio Cano (del gobierno de Leguina), sólo requerido por el PP, que parece volver a querer echar balones fuera mirando hacia el pasado y hacia el Ayuntamiento de Madrid.

Es imprescindible la comparecencia de Aguirre y Cospedal y de Cobo y Prada, entre otros. Esta Comisión debería realmente ser útil. Está claro que el PP intenta bajar el intensidad de la Comisión y convertirla en una Comisión técnica, más que politica. La presidenta de la comisión, Rosa Posada, ha fijado la relación de comparecientes con una actuación que demuestra que el PP continúa aplicando los mismos criterios de siempre.

1 comentario:

Nicolás dijo...

No creo que se trate de una comisión de baja intensidad. La comisión no lleva intensidad alguna. En cuanto a Rosa Posada me ha decepcionado profundamente. la conocí cuando ambos militábamos en el CDS y era otra cosa. ¡Las sorpresas que da la vida y las instrucciones que da el PP!