miércoles, 25 de febrero de 2009

Trabajadores de la enseñanza pública contra Esperanza Aguirre

Unos 3.000 trabajadores de la enseñanza pública madrileña se concentraron ayer ante la sede de la Consejería de Educación de la Comunidad, en el número 32 de la calle de Alcalá, para protestar contra su privatización y por la falta de diálogo por parte de la Administración regional para negociar un nuevo acuerdo educativo.

Convocados por los sindicatos CC OO, UGT, CSIF, STEM y CSIT, los concentrados invadieron la calzada sobre las 18.30 y obligaron a cortar el tráfico, restringido en ese tramo a autobuses, taxis y vehículos de residentes, durante más de una hora. Los manifestantes, animados por una 'batucada', corearon consignas contra la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, y en defensa de la enseñanza pública. Aún en fiestas de Carnaval, algunos acudieron disfrazados mientras otros manteaban a un pelele con la foto de Aguirre.

La concentración forma parte de un calendario de movilizaciones, que terminará con una huelga de la enseñanza el 25 de marzo, para denunciar la progresiva privatización de la enseñanza pública madrileña, la falta de diálogo entre Administración y sindicatos y la constante degradación de las condiciones de trabajo del sector. Los sindicatos reivindican la paralización de las privatizaciones, una política clara de defensa de la enseñanza pública, la negociación de un nuevo acuerdo educativo (el anterior expiró el 31 de diciembre pasado) y la adopción de medidas tendentes a la dignificación de sus trabajadores.

No hay comentarios: