domingo, 1 de marzo de 2009

O le dimites o dimites tú

Las responsabilidades políticas por los casos de espionaje político y corrupción económica recaerán en Esperanza Aguirre porque al final será ella la que tendrá que dimitir. El consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados debería haber dimitido ya por su presunta vinculación con la red de espionaje político, pero Aguirre es la que ha asumido las responsabilidades al decir que pone la mano en el fuego por todos sus consejeros.

Esperanza Aguirre ya no gobierna, está en crisis y su gobierno y el PP están en clara descomposición. En las campañas gallegas no quieren verla en ningún acto electoral del PP. Los del PP gallego también piensan que está manchada. Sucia también es su determinación en que la comisión de investigación sobre la red de espionaje político no empiece sus trabajos hasta después de que se celebren las elecciones gallegas y vascas.

No hay comentarios: