viernes, 10 de abril de 2009

Ves, Esperanza, lo que pasa con la liberación de horarios

La política de liberalización de horarios impulsada por la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, no ha podido frenar la caída de las ventas de los comercios minoristas, que disminuyeron un 13% en febrero, por encima de la media nacional.
Las políticas de liberalización de horarios comerciales de Esperanza Aguirre en los últimos años están demostrando ser inútiles para combatir la desaceleración del consumo producida por la crisis.

Por esta razón, se hace necesaria la negociación inmediata con los sindicatos de un plan director para planificar el desarrollo comercial madrileño, con el objetivo de evitar la saturación de grandes centros comerciales y para retirar toda la legislación relativa a la liberalización de horarios.

Sólo un pacto por el comercio madrileño que permita la coexistencia de las diferentes modalidades de distribución, desde las grandes superficies hasta el pequeño comercio tradicional, permitirá la modernización del tejido comercial madrileño".

2 comentarios:

Nicolás dijo...

Zapatero es el único culpable de ese descenso de ventas. No lo dudes, seguro que encuentra algún resquicio para echarle la culpa.

Eduardo Granizo dijo...

Realmente hace falta un regularización, para que puedan coexitir los pequeños comercios con las grandes superficies. La libertad de horarios sobre todo perjudica al pequeño, que lo vuelve un esclavo...