domingo, 17 de mayo de 2009

Detrás del decreto de libre elección de médico y área única sanitaria se esconde la privatización

Detrás del decreto de libre elección de médico y el área única sanitaria promovido por el Gobierno regional de Esperanza Aguirre se esconde la privatización de la Sanidad. Esta medida tiene un carácter destructivo porque va contra la sostenibilidad del sistema. La calidad de la sanidad en la Comunidad de Madrid es preocupante debido a que en la región viven 6,3 millones de personas para los que el Gobierno regional cada vez dedica menos recursos a causa de sus políticas privatizadoras.

Esperanza Aguirre está agrediendo a la Atención Especializada y quiere erosionar la Atención Primaria. A pesar de los buenos profesionales que trabajan en este campo, el sistema está perdiendo calidad por el mal gobierno de la Administración sanitaria. El sistema sanitario debe ser capaz de garantizar equidad y calidad al conjunto de los ciudadanos, lo que supone crear un ente público que sea el responsable de la prestación de los servicios sanitarios y no el ente de gestión público-privado puesto en marcha por el Ejecutivo regional.

Más información aquí: En Defensa de la Sanidad Pública y Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad Pública madrileña.
Más todavía en: REPERCUSIONES QUE TENDRÁ EL DECRETO DE LIBRE ELECCIÓN DE MÉDICO Y EL ÁREA ÚNICA SANITARIA

1 comentario:

Anónimo dijo...

El gobierno de la Comunidad de Madrid ya tiene listo el Decreto que regulará el derecho de libre elección de médico de familia, pediatra y en enfermera en atención primaria, y de servicio y médico en atención especializada.

Visto así todo parece perfecto. Pero detrás del escaparate de la libre elección está el convertir toda la comunidad de Madrid en ÁREA SANITARIA ÚNICA situación esta que de manera deliberada pondrá fin al desmantelamiento de la red sanitaria pública a favor de la empresa privada predominando el ánimo de lucro en detrimento de la protección de la salud especialmente de los pacientes crónicos y agudos ya que en los contratos programas de aplicación en todos los centros de salud, a los demandantes de atención sanitaria se les da la consideración de “CLIENTES” NO DE PACIENTES.

El derecho de libre elección de médico de Atención Primaria y Especializada, ya estaba recogida en la Ley General de Sanidad. Por tanto lo que debe hacer el gobierno de la señora Aguirre es cumplir el artículo 56.5 de la General de Sanidad el cual establece los límites de población por área sanitaria y no a la tropelía de convertir los más de 6 millones de población en área sanitaria única.
La propuesta de la señora Aguirre no llamaría tanto la atención si no estuviéramos sumidos en la grave crisis económica provocada por especuladores sin escrúpulos, y que alguno de estos pudiera ser destinatario de gestionar servicios sanitarios y cuando estén en banca rota acudir al rescate del erario público.

No pasamos por alto el nivel de competitividad que contempla la propuesta basada más en términos mercantilistas y de negocio que de equidad ya que el Decreto de Libre Elección le atribuye al médico o al servicio el derecho de admisión. Por todo ello:
• Nos oponemos a la propuesta del ÁREA ÚNICA.
• Exigimos rescatar la propuesta de 2006 de zonificaciones sanitarias negociadas.
• AMPLIACIÓN DE PLANTILLAS para ELIMINAR LAS LISTAS DE ESPERA.
• Nuevo Hospital de Alta Resolución de titularidad y GESTIÓN PÚBLICA en MÓSTOLES.
• Derogación de la Ley de acompañamiento y medidas fiscales de la CAM.