jueves, 25 de junio de 2009

El truco de la "libre elección" sanitaria de Esperanza Aguirre

Con la Ley de "libre elección" de Aguirre cada paciente podrá elegir médico de familia, pediatra, enfermero en atención primaria y hospital. ¿Suena bien? Pues es uno de los mayores engaños. Detrás de ello está las intenciones del PP de Madrid de privatizar la sanidad.

El dinero sigue al paciente. Así, cuando un paciente se mueva de un centro de salud a otro el dinero se va con él y pasa a engrosar el presupuesto del ambulatorio en cuestión. El centro que más "clientes" consiga captar, más recursos tendrá. ¿Qué ocurrirá con los centros menos demandados? ¿Qué pasa si un especialista de renombre o un centro de salud en concreto se ven desbordados de peticiones? ¿Seguirán aceptándolas hasta la saturación?

El resultado es que unos servicios concentrarán buena parte del gasto, en detrimento de los menos eficientes y peor valorados que, si ya están mal valorados y cada vez reciben menos recursos, acabarán cerrando. Eso es lo que quiere Aguirre: cerrar unos centros públicos y masificar otros (también públicos) para que más gente se vaya a los privados. Éste es el principio que rige el anteproyecto del ley de libre elección de Esperanza Aguirre.

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Estamos apañaos con las políticas de Esperanza, pero lo que es mas descorazonador es observar que los compañeros socialistas no andan con ganas de poner objeciones a sus operaciones mercantiles con sus empresarios favoritos, ellos que pueden y tienen la fuerza necesaria en el parlamento madrileño no ponen pegas a sus presupuestos y de momento no ven con malos ojos que un porcentaje preocupantemente alto de la sanidad madrileña este ya privatizada vendiendo nuestra salud al mejor postor y publicitándola como oportunidades de negocio para su empresa, o sea la de los conocidos y demás afines.
Salud.

Nadja dijo...

Además de eso, lo que se percibe con claridad es ese claro ajuste a los conceptos neoliberales donde el paciente-cliente, tendrá "libre elección"(ese tipo de libertad del libre-mercado capitalista.

Cambiado los conceptos, y una vez naturalizados a la ciudadanía (la clase obrera ADAPTADA a la nueva noción de las cosas) el cambio de modelo será lo siguiente que en el imaginario neoliberal será algo así parecido como:

1º poner a la gestión sanitaria y privada en pié de igualdad como una sola sanidad pero con los mismo valores que en la sociedad fetichizada por lo privado ya se aplica como por ejemplo con la educación concertada en la que, qué casualidad, una mayoría del alumnado tienen un perfil concreto, debido a unas prácticas concretas que hacen de filtro o selección de "otros" perfiles.

2º Obviamente en ese pie de igualdad de financiación de, digamos hospitales privados y públicos, al igual que en la concertada, esa "libertad" dirigida, dará carta de naturaleza al nuevo negocio de banco y constructoras: LA SANIDAD PÚBLICA.

3º Y FUTURIBLE: dado que ahí está LA NUEVA SANIDAD DE LIBRE ELECCIÓN, lo mejor será que cada cliente-ciudadano tenga boletos, o talones como los de las mutuas privadas, para decidir y elegir en que hospital gastar sus impuestos.

PRIVATIZACIONES, DESEMPLEO MASIVO, AYUDAS PARA BANCOS, TEJIDO CAPITALISTA ESPECULATIVO Y NADA PRODUCTIVO, VIEJAS FORMULAS AGRESIVAS A LOS TRABAJADORES DE ABARATAMIENTO DEL DESPIDO MIENTRAS BANQUEROS, INVERSORES, CONSTRUCTORES, AÚN SIGUEN CONTANDO LOS DISPARATADOS BENEFICIOS DE ESTA PASADA "BELLE EPOQUE DEL CAPITALISMO" VAN A TERMINAR POR ROMPER EL FRAGIL HILO DE LA HASTA AHORA TREGUA SOCIAL.....

Anónimo dijo...

hombre, si no va ni el tato a un determinado ambulatorio a lo mejor no es tan mala idea cerrarlo.

Anónimo dijo...

Artículo manipulador donde los haya.

La verdad que esta ley tiene buena pinta, si hay un poco de piquilla sana entre centros de salud y un esfuerzo por conseguir prestigio, la calidad de la sanidad mejorará. Los centros intentarán reducir las listas de espera, dar una atención de calidad, etc.

Ojalá otras comunidades tomaran nota. Pero claro, como es la Aguirre, para los progres sectarios de siempre, hay que criticarla.

Anónimo dijo...

gracias por abordar este tema, no creas que todo el mundo lo hace.

Anónimo dijo...

Me parece fantástico que se fomente la competencia en el sector sanitario, así tendremos una mayor calidad en la atención sanitaria que actualmente es penosa. Ole por Esperanza.

Caronte dijo...

¡Bravo por Esperanza Aguirre!

Competencia entre Centros de Salud, con lo cual EL PACIENTE es el gran beneficiado.

Como bien dicen arriba, ojalá otras comunidades autónomas tomen nota.

Anónimo dijo...

Y se comerán a los niños y pondrán la zancadilla a los ancianos. Si os dejáis de fantasías apocalípticas, el único hecho cierto es que se han abierto 8 hospitales públicos en sólo 4 años.

Anónimo dijo...

Además, recordemos q los hospitales de Madrid no atienden únicamente a la población de Madrid, sino también de localidades de provincias limítrofes (Segovia, Toledo...), lo cual supone una carga adicional. Si tan mala es la sanidad madrileña, ¿por qué no se quedan en sus provincias? Pues porque allí no invierten en sanidad. Aquí sí, y funciona a pesar de la sobrecarga que hay, y de las trabas q ponen sindicatos y psoe...

Jose dijo...

lo único que vamos a conseguir es, una sanidad de complaciencia, es decir: de ahora en adelante los médicos no se van a dedicar a la medicina, se van a dedicar a complacernos para no perder pacientes.si nos complacen y son sinpáticos serán buenos medicos. si se dedican a la medicina sin ser simpaticos seran malos medicos y nos iremos a otro que sea mas amable aunque sea peor medico. eso es lo que se va a valorar en sanidad. ¡LAMENTABLE!

Anónimo dijo...

yo me voy a cambiar de medico, el que tengo es muy bueno ejerciendo la medicina pero tengo un problema con él. no me da la baja laboral cuando se la pido. no me da antibioticos cuando tengo catarro común,no me da palmaditas en la espalda. incluso se enfada cuando simulo una enfermedad.me cambiaré a otro que me dé lo que necesito, que para eso los pagamos. JAJAJAJAJA.

Anónimo dijo...

Si os dejáis de fantasías apocalípticas, el único hecho cierto es que se han abierto 8 hospitales públicos en sólo 4 años.
efctivamente pero hay un detalle que se te pasa por alto.¿alguno de estos 8 hospitales funciona al cien por cien?.Aguirre los hizo en contra de lo que le advirtieron los expertos en sanidad.resulta que no hay profesionales suficientes para cubrir las necesidades de estos 8 centros.que significa esto, pues muy sencillo estan con la misma plantilla de antes, lo único que han hecho es quitar personal de los hospitales de antes para ponerlos en los nuevos. el unico cambio es que en según que enfermedad, nos pueden explorar mas cerca de casa.

ventanas del falcon dijo...

Detrás del decreto de libre elección de médico y el área única sanitaria promovido por el Gobierno regional de Esperanza Aguirre se esconde la privatización de la Sanidad. Esta medida tiene un carácter destructivo porque va contra la sostenibilidad del sistema. La calidad de la sanidad en la Comunidad de Madrid es preocupante debido a que en la región viven 6,3 millones de personas para los que el Gobierno regional cada vez dedica menos recursos a causa de sus políticas privatizadoras.

Esperanza Aguirre está agrediendo a la Atención Especializada y quiere erosionar la Atención Primaria. A pesar de los buenos profesionales que trabajan en este campo, el sistema está perdiendo calidad por el mal gobierno de la Administración sanitaria. El sistema sanitario debe ser capaz de garantizar equidad y calidad al conjunto de los ciudadanos, lo que supone crear un ente público que sea el responsable de la prestación de los servicios sanitarios y no el ente de gestión público-privado puesto en marcha por el Ejecutivo regional.

Aguirre no pone pelas para la sanidad pública!!!:
En materia de Sanidad, Aguirre dice que ha aumentado la inversión pero, en términos reales, no sube la inversión sanitaria porque la vida sube en un 4 %. Ha aumentado la población en un 2,5%, por lo que hay un saldo negativo de un 4,1%.

En el caso de la Atención Primaria se produce congelación y en el de la Atención Hospitalaria, un recorte en la plantilla del personal, 961 profesionales sanitarios menos para el año que viene. Además, disminuye en un 5% las cantidades asignadas a los hospitales 'tradicionales' para prestar servicios a los ciudadanos.

ventanas del falcon dijo...

Lo que Esperanza Aguirre está haciendo con la Sanidad en la Comunidad de Madrid es el mayor ataque que han sufrido los servicios públicos en España. Madrid se ha convertido en el laboratorio de la privatización de la sanidad pública, y, si este proceso no se frena, España asistirá al desmantelamiento del sector público.

A Esperanza Aguirre no le vale con que los nuevos hospitales sean de gestión privada, sino que en la Comunidad de Madrid se ha iniciado la privatización de la Atención Primaria, existiendo centros de salud que ya tienen algunas plantas privadas, con consultas privadas y médicos contratados de manera privada.

En pocos años el sistema madrileño de salud no será más que un conglomerado de empresas privadas, que dejará de mandar ciertos tratamientos o no realizarán intervenciones quirúrgicas si el gasto no les conviene. Este hecho se está constatando ya en el Hospital del Sureste, donde a enfermos con un tratamiento caro se les están negando el mismo.

Nadja dijo...

Lo he comentado en otras ocasiones: el capitalista español es no es un empreario de "perfil" productivo, sino espe-culativo, que se guia por el instinto del pelotazo. Hasta hace poco la orgía inmobiliaria hizo real su ya celebre frase del empresario español de "que inventen ellos" refieriendose a la inversión extranjera producctiva, mientras se forraban con un sistema perverso y delincuencial que ahora nos está llevando al paro.

Que toca ahora pues: toca para ellos el plan B que es estabilizar el beneficio a costa de los servicios públicos explotando el poco Estado del bienestar que nos queda, pero eso sí, en sectores que dinero. Otra vez constructores, banco y el empresario cobarde, para seguir parasitando de la sociedad, se hará con los servicios públicos coo ya está haciendo con pingues plusvalias.

Al igual que ya hay un cheque guardería, querran que haya un cheque sanidad, que la clase obrera desmobilizada y altamente desclasada de conciencia, se adaptará mediate el FETICHE de lo privado como ya ocurre en la educación privada-concertada. Es cuestion de estudio sociológico y de mercado. Todo está tasado, y como dice ventanas de falcon, esa atención será lamentable.

Al igual que existen concertados con una clara diferencia de perfil en el alumnado matriculado para con los públicos, lo mismo pasará con la sanidad.

De hecho ya hay al parecer un hospital en la región (me lo comentaron ayer mismo) que ha suspendido las urgencias porque tenía al lado una residencia de ancianos que le producía demasiados ingresos por cuestiones no graves pero si de largo seguimiento y no costoso.

Así las cosas, queda ya fijado la clientela que querran: gente joven que requiera de intervenciones breves: partos, operaciones sencillas, de esas de hoy en el hospital y mañana en casa.

Los mayores a la pública, los inmigrantes sin regularizar que sin embargo como personas que son y amparados por los derechos humanos tienen derecho a asintencia sanitaria gratuita, etc.

Esperamos ansiosos la sentencia que condene a Lamela, en cuanto a Aguirre nada que esperar de ella sino más atentados a lo público como ya ocurriera con las Escuelas y educación Infantil...La sanidad es el colofón. RESISTENCIA

Anónimo dijo...

El tema de los centros nuevos es tan sencillo como que, los politicos de lo que se llevan sus sobrecitos de comisiones es de las construcciones nuevas, compra de maquinaria, muebles, etc... y no de los sueldos de los trabajadores, por lo que interesa inaugurar centros nuevos para llevarse su pellizco y beneficiar a las empresas "amigas". Les interesa fomentar las grandes listas de espera en los centros viejos para justificar la construccion y creacion de un nuevo centro, aunque luego tengamos centros nuevos y muy bonitos pero sin personal que atendernos, o lo que es peor, personal sin titulacion o no homologados puesto que con la miseria que pagan solo podemos tener medicos procedentes de Cuba, Ecuador, etc... La sanidad publica cada vez esta yendo a peor y eso es una realidad.

Anónimo dijo...

YO ME PIDO EL MISMO MEDICO Y ENFERMERA QUE ELIJA "LA ESPE",HAGAMOS TODOS LO MISMO.A VER QUE PASA.......

Anónimo dijo...

http://restaurants-us.com/ms/Jackson/Piccadilly%20Restaurant%20Llc/39211/

Anónimo dijo...

http://insuranceinstates.com/florida/Doral/Medical%20Coding%20Consultants/33122/

Anónimo dijo...

Lo que habria que agregar es darle a los mejores profesionales que mejoran el nivel de su ambulatorio estimulos economicos como las "peonadas" de los hospitales (son estimulos a el menor promedio de estancias). Si el centro mejora sus prestaciones no solo debe recibir mas recursos el centro sino que el que mas y mejor trabaja cobre mas. ESTIMULO AL TRABAJO QUE LE DICEN.

Anónimo dijo...

No se porque se mezcla el mejorar la atención médica y la calidad con la politica. No hay ni privatización ni comercialización, solo elegir a los mejores. ¿Queremos o no queremos una mejor atención? Esto es premiar al Centro que mejor funciona y listo, lo demas es palabreria para justificar la mediocridad y la vagancia.