miércoles, 29 de julio de 2009

La sanidad de Esperanza Aguirre: Centros de ricos y de pobres

En este blog he escrito mucho sobre las barbaridades que Esperanza Aguirre hace con la sanidad madrileña, en general, y últimamente, sobre las medidas de la Ley de "libre elección" que implantará el Área única sanitaria, en particular. Querría completar lo dicho en el post titulado El truco de la "libre elección" sanitaria de Esperanza Aguirre con una reflexión de dos de las consecuencias que traerá el Área Única: La segregación de centros sanitarios para ricos y para pobres y la movilidad obligatoria de los profesionales sanitarios.

Los recursos económicos irán a aquellos centros que elijan más los pacientes, mientras que los otros, que están vinculados a los barrios más pobres, se quedarán sin recursos abandonados a su suerte. Por lo que la palabra ‘igualdad’ va a desaparecer del vocabulario de la sanidad pública madrileña. A su vez la posibilidad de “mayor movilidad” que apunta Esperanza Aguirre, poco tiene que ver con la realidad, porque la gente más enferma y que más necesita atención sanitaria son las personas mayores, justamente las que tienen más dificultades para trasladarse a otros centros o a buscar a nuevos médicos.

Libre elección = Movilidad obligatoria de los profesionales sanitarios
Cuando Aguirre dice “libre elección”, sería mejor decir “movilidad incentivada u obligatoria de los profesionales sanitarios”. Movilidad por toda la Comunidad de Madrid con lo que ello supone para el funcionamiento de los centros de Atención Primaria y para la calidad de asistencia que se presta. Y lo que supone para los profesionales de la atención hospitalaria es de hecho el trasvase constante de la gente que trabaja en hospitales públicos a los privados recién inaugurados. El sueño de cualquier jefe con muchas empresas es poder mover a sus empleados a su gusto y sin dar más explicación que las “necesidades del servicio”.

Leer más sobre el tema :
-
El truco de la "libre elección" sanitaria de Esperanza Aguirre
- La Sanidad pública madrileña sufre una enfermedad mortal

No hay comentarios: