domingo, 23 de agosto de 2009

Medidas represivas contra trabajadores del Gregorio Marañón

El Gobierno de Esperanza Aguirre ha despedido a varios trabajadores que se solidarizaron con la enfermera de la unidad de Neonatología que confundió las sondas del bebé Ryan, alegando que no han superado el periodo de pruebas. Se trata de medidas represivas contra estos trabajadores del Hospital Gregorio Marañón.

Esperanza Aguirre no lleva a cabo ninguna política de mejora de la sanidad madrileña que requiere planificación e inversión en recursos, tanto humanos como materiales. La situación de la sanidad no mejora y lo único que hace su gobierno es tomar medidas represivas.

Leer más aquí: La muerte del bebé Rayan es culpa de Aguirre y la privatización de la sanidad

No hay comentarios: