viernes, 21 de agosto de 2009

Nacho Escolar y Fernando Berlín contra la caverna

No seré yo el que me posicione en la guerra de la TDT de pago a favor de lo que argumenta el Grupo PRISA o de lo que sostiene Mediapro. Es una guerra entre empresas en la que el Gobierno ha tomado partido. Pero sí diré que me resulta paradójico que el PP diga que Zapatero favorece a sus amigos cuando en autonomías como la madrileña se han adjudicado emisoras de radio y canales de TDT de la manera más sectaria a los grupos más ultraconservadores, amigos de Esperanza Aguirre. Hasta tal punto es descarado el amiguismo de la lideresa que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid le ha tumbado algunas adjudicaciones de emisoras. Pero éste no va a ser el tema de este post.

Intereconomía y Veo7
Tengo que reconocer que, zapeando antes de acostarme, me quedo un rato viendo 2 de esos canales más parciales y de derechas, Intereconomía y Veo7. En concreto los programas "El Gato al Agua" y "Veo El Mundo". En estos programas sobre actualidad política sientan a debatir a 4 o 5 opinadores de la derecha (lo más nutrido de los periodistas de la caverna, a los que no me voy a dignar ni siquiera a nombrar) contra uno progresista. Últimamente Ignacio Escolar y Fernando Berlín se enfrentan a sendas jaurías en estos programas.

Utilizar hasta los estercoleros
Es un largo debate el de cuestinarse si hay que utilizar hasta los estercoleros como tribuna pública para defender opiniones de izquierdas. Al contrario de algunas opiniones, yo creo que hacen bien periodistas como Escolar o Berlín en asistir a esos programas, por muy extremaderechistas que sean, a batirse con la caverna. Por regla general, se defienden bastante decentemente, aunque personalmente, no siempre esté al cien por cien de acuerdo con ellos. Mi reconomimiento y admiración a los dos.

Os recomiendo sus blogs: http://www.escolar.net/ y http://www.radiocable.com/secciones/blog

4 comentarios:

Nicolás dijo...

Dos apuntes. Refente a la guerra por la TDT de pago es curioso destacar como el periodismo puesto al servicio de la empresa puede acabar degenerando y perjudicando a los lectores. En general.

Por lo que se refiere a los debates en Veo e Intereconomía no estoy de acuerdo con tu planteamiento puesto que me da la impresión que el "discrepante" es la excusa para dar más caña desde la caverna y los seguidores de ambas cadenas no son progresistas mayoritariamente. Poner un progresista es querer justificar una pluralidad de la que carecen y no creo que debieran entrar en su juego.

ventanas del falcon dijo...

En lo primero coincidimos. Leí tu post al respecto y me gustó.

Veo que en lo de utilizar cualquier escenario para defender a la izquierda no coincidimos. Entonces, ¿en cualquier panorama adverso renunciaríamos a dar la batalla?
No quiero ser demagógico pero ¿en un parlamento en ultra minoría como, pongamos, el de Guinea, en el que el 99% pertenece al partido gubernamental, renunciaríamos a tener representación? ¿y en los sindicatos verticales del franquismo renunciaríamos a dar la pelea? Yo creo que no. Nuestros mayores lo entendieron así.

un abrazo.

Nadja dijo...

Está claro que quienes de puntillas vemos intereconomía o veo7, o la linterna de los negocios...,más allá de interpretarlo como foros de debate (no lo son, está claro y lo sabemos) nos pone al tanto de los planteamientos de lo más agresivo en la correlación de la derecha...Como sindicalista no me es ajeno nada de lo que allí se dice y se verrea...creo que todos sabemos porqué..las intervenciones de Berlin hacen que "ellos" se retraten...ese exibicionismo lascivo de los "spanish neocons" en "el gato al agua" debiera poner en alerta a cada uno/a de los/as que vemos el citado programa.

salud

defcontroll dijo...

Como veo que seguís estos programas, ¿no habréis visto en Veo7 el programa Veo El Mundo del pasado miércoles 26 de agosto? Estoy buscando por ahí a ver si alguien tiene el vídeo o al menos el audio del programa.

Esa noche, Fernando Berlín provocó una anécdota muy divertida cuando, comentando esta noticia: "Libros escolares de México: vemos la paja en el ojo ajeno…", se enfangó en una discusión muy curiosa en la que llegó a afirmar que las culturas que arrasaron los romanos en la Península Ibérica merecían ser arrasadas, mientras que las que arrasaron los españoles en América eran muy sofisticadas y en consecuencia esa conquista sí que se podía considerar un crimen. Argumentación de la que debe deducirse que Fernando no es un antiimperialista convencido, sino según, cómo y cuándo.

Casi lo más gracioso fue que, cuando escribí un comentario al respecto en su blog (en la noticia que antes enlacé), Fernando procedió a borrarlo a las pocas horas.

¡Ay, estos autoritarios disfrazados de progresistas...!