viernes, 28 de agosto de 2009

Presunta financiación irregular del PP de Jaume Matas

En la investigación del caso del Palma Arena se han encontrado pruebas de una presunta financiación irregular del PP balear entre 2004 y 2007, cuando Jaume Matas era presidente de Baleares. Según la investigación, una agencia publicitaria usó facturas falsas, cargadas con sobrecostes injustificados, a organismos públicos, y a cambio realizaba trabajos para el PP a precios irrisorios.

Adjudicaciones a dedo sin concurso público
La agencia publiciaria Nimbus se benefició de más de 70 adjudicaciones a dedo, por ejemplo la promoción del Mundial de Ciclismo (850.000 €) o anunciar el Instituto Balear de Turismo (350.000 euros). Los contratos se otorgaron sin concurso público, fraccionados en menos de 12.000 euros, para eludir la normativa que obliga a publicar ofertas.

70.000 euros en dinero negro del cuñado de Matas
Mientras Nimbus recibía favores del Gobierno balear a través de contratos inflados, atendía los encargos del PP a precios irrisorios. La empresa publicitaria organizó la campaña del PP en Baleares. El dueño de Nimbus, Miquel Romero, admitió haber cobrado más de 70.000 € en dinero negro del entonces tesorero del PP regional, Fernando Areal, quien es casualmente cuñado del ex presidente Jaume Matas.

Matas decidió elevar el coste
Jaume Matas y Marcelino Oreja (presidente de FCC, una de las empresas constructoras del velódromo) acordaron elevar en un 30% el coste de la obra sin que se efectuaran las modificaciones correspondientes en el proyecto de obra.

No hay comentarios: