lunes, 19 de octubre de 2009

Aguirre suprime trabas a los explotadores y especuladores

El Gobierno regional de Esperanza Aguirre impulsa una ley "para suprimir trámites y agilizar la economía". Las medidas están destinadas a acabar definitivamente con el pequeño comercio y a especular insosteniblemente en favor de las constructoras.

Centros comerciales como setas
Una medida consiste en la eliminación de la autorización autonómica que hasta ahora requerían los centros comerciales, sustituyéndola por una simple comunicación de tener en regla la licencia municipal correspondiente. Con esta norma se facilita la creación de este tipo de superficies y la ampliación de las ya existentes, aunque posiblemente perjudique al comercio tradicional.

Más especulación al borde de las carreteras y dentro de los pueblos
Otra medida es la supresión de la distancia mínima de 10 kilómetros que tiene que haber entre cada área de servicio en las carreteras. Además, se permiten los locales de hostelería y hospedaje en las que estén cerca de núcleos de población, cosa que hasta ahora estaba prohibida.

Posts relacionados:
-
La política comercial de Esperanza Aguirre, contra los débiles
-
Esperanza Aguirre y su liberalización de horarios comerciales
-
Ves, Esperanza, lo que pasa con la liberación de horarios

4 comentarios:

Basseta dijo...

Cada época tiene su moda. Las urbanizaciones están muy mal vistas y, además, hay miles de viviendas sin vender. Hay que buscar otra línea de negocio porque las comisiones no pueden dejar de llegar a los centros de corruPPción.

Anónimo dijo...

Aguirre: cabecilla de los capitalistas, antagónica de los de abajo.

Anónimo dijo...

Basseta, si eliminas trabas administrativas, eliminas oportunidades en las que el funcionario puede exigir comisión.

En definitiva, menos trámites implica menos corrupción. No veo cómo ésto puede servir para montar un negocio.

ventanas del falcon dijo...

El funcionario, que es un trabajador con derechos( no con privilegios), no es el problema para la corruPPción. Lo son los negocios privados (corruPPtores) que compran a los PPolíticos (corruPPtos) a cambio de prebendas. Unos reciben adjudicación (y si es con el menor control y trabas posible mejor para ellos) a cambio de los favores de los otros.