sábado, 24 de octubre de 2009

¿Contrato "indefinido no fijo" con despido de 8 días? NO!

CCOO y UGT han anunciado que saldrán de manera masiva a la calle antes de fin de año para responder a las barbaridades que propone la patronal. Hay que dejar claras las propuestas en defensa de los trabajadores frente la crisis.

Lo último que la CEOE propone es crear un contrato indefinido no fijo con despido de 8 días. En pocos años hemos pasado del contrado de 45 días por año trabajado al de 20 y ahora al de 8. Un joven de ahora al que se le haga este contrato, cuando tenga 40 ó 50 años, será despedido con una mano delante y otra detrás.

Posts relacionados:
-
Díaz Ferrán se merece una Huelga General contra la CEOE
-
Más de 500 expertos contra la reforma laboral que propone la CEOE
-
El origen de la crisis no está en el mercado de trabajo, ¿por qué quiere la CEOE reformarlo?
-
PP loves CEOE (la matriuska de Díaz Ferrán y Rajoy)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estos son los verdaderos enemigos y los causantes de lacrisis: los empresarios que quieren que paguemos us excesos.

Nadja dijo...

La izquierda, organizaciones y en esoecial los sindicatos de clase, tienen que hacer un diagnostico ya sobre este camino que no podemos seguir.

La patronal española oportunista cuando hay que especular y parasita cuando toca privatizar, está consiguiendo sin embaargo, lejos de reconocerse incapaz de ser una patronal inversora en tecnologia productiva que innove y sea sostenible, volver a la carga con la reducción de costes por cotizaciones, reducción de costes laborales...es decir culpabilizan a los trabajadores y nos vienen con estos contratos mientras a ellso se les está subvencionando tanto al capital finaciero, como a las fabricas como Nissan que luego siguen despidiendo....mirad hay que PARARLOS DEFINITIVAMENTE y cambiar las normas del juego.
hay que seguir luchando por lo que nos es más significativo como clase. EL VALOR DE NUESTRO TRABAJO y se acabó tanto remar con los empresarios, ellos si practican la lucha de clases haciendo imponer sus criterios que son miseria para nosotros.