viernes, 2 de octubre de 2009

Esperanza Aguirre prefiere la pijo-borroka al asociacionismo juvenil

Esperanza Aguirre ha recortado las subvenciones a las asociaciones juveniles. En 2009 estas subvenciones han bajado a 636.545 euros, lo que supone un recorte de 446.205 euros, el 41,2%. La labor de estas asociaciones es imprescindible para una alternativa de ocio saludable al botellón. El asociacionismo juvenil demuestra cada día que representan lo contrario de a los hechos que se produjeron en las fiestas de Pozuelo de Alarcón.

Sería bueno que se pusiera en marcha un programa de subvenciones para la construcción y/o dotación de Casas de la Juventud en todos los ayuntamientos, lo cual sería a su vez un factor interesante de creación de empleo y de espacios alternativos para el ocio de los jóvenes. No es la primera vez que Esperanza Aguirre falla a los jóvenes. Ya quedó claro que, del mismo modo, también prefiere el fundamentalismo moral a la salud sexual. Por no hablar del recorte en becas o su proyecto de educación para nuestros jóvenes.

No hay comentarios: