viernes, 30 de octubre de 2009

La corrupción es de derechas (venga de donde venga)

Todos los corruptos, vengan de la derecha o de la izquierda, son egoistas e interesados, van contra el bien público y en beneficio privado, es decir, la corrupción es de derechas. A todo aprovechado del sector del ladrillo le debe caer todo el peso de la ley, tanto a los corruptores (empresarios de la construcción que sobornan) como a los corruptos (políticos sobornados).

También soluciones políticas
Pero no sólo soluciones judiciales se merece la corrupción. También son necesarias soluciones políticas. Se debe expulsar de la política a los corruptos desde aquellos partidos que los tienen en sus filas. Hay que establecer un código ético de obligado cumplimiento para los partidos y perseguir la corrupción en el ámbito del pacto antitransfuguismo.

Contra los delitos urbanísticos = contra la Ley del Suelo de Rato
También debemos dar de lado a los políticos que ponen en cuestión a los jueces o desvían la atención. Además, debemos aplaudir la creación en 2005 de la "Fiscalía contra delitos urbanísticos" y la derogación de la ley que provocó la especulación inmobiliaria reciente: la Ley del Suelo de Rodrigo Rato de 1997 provocó todo este desmán en el sector urbanístico en los últimos 15 años facilitando los pelotazos que ahora salen a la luz.

2 comentarios:

melibea1980 dijo...

Yo siento decir esto, en general, pero tras ver todo lo que vemos creo que sólo hay dos tipos de políticos a este respecto: "a los que pillan y a los que no". Desde luego es una vergüenza.
La diferencia también está en que los de derechas son unos demagogos, en plan "nosotros somos católicos, apostólicos romanos y no hacemos cosas malas como robar, gastarnos el dinero de las arcas en putillas y tal" y los de izquierdas pues no son tan fariseos y directamente no dan lecciones, o roban o no roban y punto, pero sin parábolas y fábulas.

Anónimo dijo...

No, Melibea. Todos los políticos no son corrupctos. La desacreditación de la política no es buena porque TODO ES POLÍOTICA EN ESTAVIDA.

Y es cierto que las actitudes de los curruptos son de derechas. En eso coincido con Ventanas.

Y yo voy más lejos: Los corruptores siempre son también de derechas