miércoles, 14 de octubre de 2009

Si hay paro es porque los empresarios no quieren ganar menos

La derecha afirma que el paro es debido a que los salarios son demasiado altos. Dicen que los altos salarios reducen la cantidad de mano de obra demandada por las empresas. Entonces, ¿los trabajos con altos salarios también son los que tienen mayores niveles de desempleo? Desgraciadamente para la teoría, no.

Los altos salarios no causan el desempleo
La derecha dice que el paro se puede reducir reduciendo los salarios de los trabajadores. Sin embargo, este argumento cae por su propio peso. Mientras el reducir los salarios, desde la óptima egoista del empresario, pudiera tener sentido para una empresa, no tendría este efecto a través de toda la economía en conjunto (lo que sería necesario para reducir el desempleo en un país, siguiendo su razonamiento). Esto es porque la derecha asume que los precios dependen (al menos en parte) de los salarios.

Bajar los salarios no es la solución contra el paro
Si los trabajadores aceptan reducir sus salarios, los precios caerían y no habría reducción en el poder adquisitivo de los trabajadores. O sea, la baja de los salarios reduciría los precios y dejaría los salarios reales casi igual y el desempleo proseguiría. Bajar salarios no es la solución contra el paro. Al revés, los salarios altos incentivan la productividad y el empleo a nivel general. Y no hay que olvidar que si hay desempleo es porque las empresas no quieren ganar menos dinero del previsto y por tanto no contratan trabajadores o despiden a los que tienen en plantilla.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Soy empresaria, cosa que evidentemente no es el que realiza este comentario, a ninguna empresa, a ninguna, le interesa despedir a gente, porque entre otras cosas, la actividad va unida al trabajo de los empleados....... ¿es algo tan difícil de entender? creo que no, pero panfletos como estos que quieren convertir en "ogros" a los empresarios y en "víctimas esclavas" a los trabajadores, no se trata más que de eso, de ensuciar el nombre de tanta gente que arriesgando nuestro patrimonio y para no ser "esclavos" de nadie, nos hemos creado nuestro propio trabajo, cuando hemos conseguido subir un poquito, hemos contratado a gente para compartir el trabajo........ si la idea es realmente que el empresario es una sanguijuela, lo tienen todos muy fácil....... échenle valor, intenten crear una empresa y sean sus propios jefes, entonces, cuando estén con los pies en el suelo y no viviendo de ideologías demagógicas, entonces, hablan de lo malos que son los empresarios........

Por cierto, la mayoría de empresarios, el 80% somos autónomos o pymes, taxistas, fontaneros, reparadores, electricistas, etc. etc. etc...... nada que ver con las grandes empresas que la mayoría son ayudadas por un gobierno o por otro para mantenerlas contentas

ventanas del falcon dijo...

A la anómima empresaria:

El jefe de los empresarios, Díaz Ferrán (CEOE), propone reducir el sueldo de los trabajadores un 1% mientras los altos cargos de las empresas del IBEX 35 se suben el sueldo un 12.5%. Impresentable.

Anónimo dijo...

Gracias por la respuesta, pero aún así, comienzas con "la derecha", cuando este señor se representa a si mismo, y hablas de "empresarios", englobando a todos en el mismo saco, cuando todo el mundo sabe que este señor representa a los "grandes", a los subvencionados, a esa minoría de empresas que representan un 20%, a ellos nadie les controla, pero en cambio mucha gente utiliza esos términos para equipararnos a todos los que nos esforzamos en que nuestras pequeñas empresas sigan adelante, y créeme, a veces sin cobrar porque no da el ancho, y nos comemos nuestros ahorros para que el negocio siga adelante........ no utiliceis por favor la política de esta forma........ gracias

Anónimo dijo...

"No podemos resolver los problemas usando el mismo tipo de pensamiento que usamos cuando se crearon "
Einstein

Ser de la izquierda es, como ser de la derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil: ambas, en efecto, son formas de la hemiplejía moral.
Ortega Gasst, 1.937.

http://www.youtube.com/watch?v=vJL0vEJJbG4
Vector para ir modificando la mentalidad y ver el verdadero enemigo de occidente. Esto dará valor a la máxima de Ortega.

Anónimo dijo...

Díaz Ferrán: otro coruPPto de la Gürtel

dospalos dijo...

Bien, el tercer mensaje se descalifica por sí mismo. Cierto, la crisis mundial, el paro, todo... culpa del Islam que tiene un maquiavélico plan para controlar el mundo con la colaboración de los gobiernos occidentales (¿comprados, infiltrados, traidores, todo junto?).
Quiero pensar que no es el mismo Anónimo que el primero, porque perdería toda razón.
Y al primero le diré, que tiene razón en lo que no se puede englobar a todos los pequeños y medianos empresarios dentro de lo que dice CEOE, pero tampoco todos son santos. Estuve tres años trabajando en una pequeña empresa en la que mi jefe decía no poder pagarme más de 600 euros mientras se compraba otro coche a nombre de la empresa, se subía el sueldo, y repartía dinero en B con los accionistas. Pues sí, dinero para mí no tenía.
De modo que, de acuerdo, no generalicemos, pero en ningún sentido. Santos... no creo en ellos.

Nadja dijo...

antes de ser empleado público he trabajado en al menos 5 PYMES y me he encontrado que:

1.)Me hacian contrato de formación y me pagaban una miseria de sueldo, eso sí, hacia el doble de jornada CON 16 AÑOS Y CORRIENDO RIEGOS LABORALES GRAVES y por dos horas extras cada dia durante meses, me daban "una gratificación" (una misera limosna que me da asco haberla siquiera cobrado) de 5000 ptas.

2) Me pagaban una miseria por contrato de formación (otra vez) y el resto en b), lo que en total era una miseria de sueldo que no llegaba al interprofesional.

3) no querían ni hablar de sindicalismo.

4) Me despedi y me dejaron a deber nóminas.

5 ) me contrataban de una cosa y hacia funciones de otra.

Mis jefes siempre con buenascasas, buenos, coches, y buenos barcos.....

NO ME HABLEIS LOS EMPRESARIOS....VIVA LA ESTABILIDAD DE LOS EMPLEADOS PÚBLICOS RESGUADADOS DE VUESTROS COLMILLOS QUE NOS AMENAZAN CON VUESTRAS PRIVATIZACIONES SO PARASITOS.

Horac dijo...

Os envío como comentario un artículo que me publicaron hace tiempo en Bierzo 7 (Semanario Independiente Comarcal 02/10/2008), al que no hay acceso por internet. Buscad con el título "Empresarios riqueza y empleo" Horacio García Pacios. Mi artículo empezaba así:
Ahora, que estamos en época de crisis, nos recuerdan la necesidad de emprendedores con ideas creadoras. Dicen que los empresarios, «además de las administraciones públicas y otras instituciones, constituyen siempre el soporte básico sobre el que se apoya la realidad económica, y por tanto están llamados a desplegar sus ideas sobre organización, producción y competitividad». En este sentido, me parece magistral la tribuna de Afrodisio Ferrero Pérez «Empresarios Creadores» (Diario de León, 20/8/2008).

Es obvio que los empresarios son la gente con más posibilidad de crear empleo. Pero apuntan al desacierto quienes confunden los términos «crear riqueza» y «crear empleo». Es verdad que no hay futuro halagüeño sin emprendedores; pero no exageremos... Admito que la vocación del empresario no siempre es forrarse más o menos. El altruismo también florece en la clase empresarial y tiene mérito. Pero, salvo contadas excepciones, se demuestra puro cuento que «la vocación del empresario es crear empleo». La creación de empleo por las empresas parece, más bien, una necesidad que se impone por sí misma en cierta mínima cuantía; y siempre en función de las ganancias que el empresario pretende obtener con la venta de unos bienes y servicios, en relación con las previsiones del mercado. Es lógico y bueno que así sea; pues el fin de una empresa es crear riqueza a través de la producción y de la venta en el mercado de sus bienes y servicios. Y esto en el ámbito de una economía moderna, donde la «creación de riqueza» incluye no sólo la producción de los bienes y servicios que cubran las necesidades de la demanda (economía productiva), sino también la creación del dinero con qué adquirirlos y con qué financiar nuevas empresas (economía financiera).

Los empresarios «que fabrican sueños y construyen mañanas», crean riqueza... en primer lugar, para sí mismos, movidos por la avaricia. Es lo que generalmente suele ocurrir. Y, con ello, benefician a la sociedad si se mueven dentro de unos límites legales y éticos. Pero el aumento de los puestos de trabajo no es, en realidad, un bien buscado por sí mismo; ni por eliminar el desempleo; ni para favorecer el desarrollo personal del empleado, sino en función de otras expectativas incluso no económicas, como ganar prestigio o ganar votos distribuyendo «subvenciones al empleo». Por lo general, dicho aumento no es más que un efecto colateral de la avaricia o de la ambición política, o de ambas a la vez. De lo contrario, algo más se notaría; empezando por los horarios y las condiciones laborales. Además, si a los empresarios y directores de la política económica les interesara el desarrollo vocacional del ciudadano como persona emprendedora y libre, si creyeran en la gente... no promoverían tantas subvenciones, ni destinar miles de millones a «rescatar» a los ricos estafadores de la quiebra, sino que se diera directamente ese dinero al vecindario a través de una «Renta Básica». Pero no como limosna, sino como derecho ciudadano; evitando, así, la sacralización de políticos y empresarios como sumos sacerdotes y dispensadores de gracia del dios Capital.

No parece razonable crear empleo sin más ni más, fuera de las necesidades del mercado. Sí lo es exigirle a las empresas que cumplan las leyes, pero no que se transformen en instituciones dirigidas a impartir justicia social, igualdad, caridad o filantropía. Otra cosa es la fiscalidad sobre el mercado y el reparto o no de la riqueza, que toca decidir a los políticos. Además, las posibilidades de la inserción por el empleo son cada vez menores y más excluyentes porque no existen puestos de trabajo para todos.

Nadja dijo...

Creo que despues de publicarse El Capital (K. Marx) es dificil intentar descubrir el Mediterraneo, pues es en ese documento en el que se nos pone a las claras cual es la realidad del modelo de producción dominado por el Capitalismo. De manera más depurada, sofisticada o tal vez más brutal, el conflicto de la lucha de clases, a veces latente y otras a cara de perro, es lo que hace que, no nos engañemos, se nos quiera convencer de esa clase de pro-hombres (los capitalistas de la plusvalía de siempre)y se nos venga con el eufemismo de "EMPRENDEDORES".

la única clase emprendedora, creativa y productiva es la clase trabajadora. Es penoso que mientras existen "viveros de emprendedores" no se lleve a cabo una politica que EJECUTE una lucha contra el PARO DEFINTIVA MEDIANTE JORNADAS DE TRABAJO DE 4 HORAS DIARIAS y otras medidas eficaces de raiz.
pero el modelo de vida competitiva, de mercado capitalista donde lo superficial que es el beneficio es en realidad los motores del modelo se basaran en un permanente ataque a las condiciones y al valor del trabajo y una cultura de empoderar al capitalista sin discusión que valga, empezando por eufemizar su histórico significado llamandolo "emprendedor" al tiempo que el mercdo laboral se convierte en una arena de gladiadores en la que las legiones de parados luchan. ¿Emprendedores? PATRONES DE TODA LA VIDA LES LLAMO YO.