jueves, 10 de diciembre de 2009

Aguirre, rabiosa y antidemócrata, carga contra los sindicatos

Esperanza Aguirre, deseosa de que los trabajadores no pudieran defenderse de sus políticas agresoras, ha dicho "los liberados sindicales son un anacronismo y un escándalo". Otra perla más en su vena antidemocrática. Es sorprendente que se hagan declaraciones de este tipo en el siglo XXI.

Los sindicatos son los representantes legítimos de los trabajadores y hasta la nada bolchevique Constitución española lo recoge. Los liberados sindicales no es un problema de anacronismos sino de derechos, ya que la democracia conculca derechos a los que se presentan a las urnas para representar a los trabajadores.

Lo que le molesta a Aguirre
Cree el ladrón que todos son de su condición. Las políticas que han generado la crisis y que Aguirre defiende son el verdadero anacronismo y escándolo. Aguirre siempre saca a relucir a los liberados cuando tiene algún problema. Esperanza Aguirre se siente molesta es por la manifestación contra la crisis convocada para el 12 del 12 a las 12 en Madrid por CCOO y UGT.

También le molestó ayer que los sindicatos desvelaran en rueda de prensa, tras acudir al Defensor del Pueblo, que Aguirre quiere incluir a 6 millones de tarjetas sanitarias en el mismo área, con motivo del Área Única Sanitaria y que su deseo es transferir los servicios sanitarios a las empresas privadas, como ya está ocurriendo con los nuevos hospitales y algunos centros de salud con su truco de la Ley de Libertad de Elección en la Sanidad.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Eres demasiado compasivo. ¿Aguirre antidemócrata? Deberías decir mejor: Aguirre dictatorial!!!!

mo dijo...

Allí nos vemos todos los que no seamos ricos ni ignorantes.

Anónimo dijo...

La Espe es lo más a la estrema derecha que hay en toda europa, sólo comparable a los republicanos americanos, integristas y ultraconservadores