lunes, 7 de diciembre de 2009

Esperanza Aguirre deteriora también la educación postobligatoria

Esperanza Aguirre ha eliminado en este curso oferta de bachilleratos nocturnos, haciendo así más difícil la incorporación a las personas que compatibilizan sus estudios con obligaciones familiares o laborales. A esto se suma la falta de plazas en Formación Profesional, tanto de grado medio como de grado superior, que ha provocado que alrededor de 4.000 solicitantes no hayan conseguido plazas ni en su primera ni en su segunda opción.

Esta falta de plazas, consecuencia del recorte en el gasto educativo, es inexplicable cuando hay un déficit de población activa con este tipo de capacitación y la Comunidad de Madrid está muy por detrás de escolarización en FP con respecto a la media estatal. Además, la FP es imprescindible para abordar una transformación de modelo productivo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Los ricos, la iglesia y sus representantes, la derecha quieren que el pueblo sea analfabeto.