miércoles, 20 de enero de 2010

El FMI quiere hacer negocio con la catástrofe de Haití

Sería una buena idea que el FMI condonara la deuda externa que Haití tiene con este organismo y que la ayuda que conceda ahora a este país no sea susceptible de devolución. Es vergonzoso que el FMI intente hacer negocio de la catástrofe que está viviendo el país anunciando como ayudas nuevos préstamos. Lo que debe hacer es donar esos 100 millones de dólares que ha ofrecido a Haiti desinteresadamente y no intentar sacar rédito de la desgracia que vive el país.

Lo que está viviendo Haiti es realmente trágico. Es necesario habilitar todos los mecanismos y ayudas necesarias para conseguir superar la catástrofe humana y reconstruir el país. Para ello, las ayudas económicas no son suficientes.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

El FMI es una cueva de ladrones que no supo prevenir la crisis cuando, por cierto, su presidente era Rodrigo Rato (el que también causó la crisis en España con la Ley del suelo.

Anónimo dijo...

Las dificultades en la distribución de ayuda no se solventan. La comunidad internacional justifica la militarización del país para controlar “el auge de la violencia”, sin embargo los corresponsales no se hacen eco de las revueltas, y sí cuentan los métodos más que cuestionables de algunas tropas estadounidenses. Lo que importa en Haití es decir quién manda, no quién ayuda.

Anónimo dijo...

Una buena revolución social es lo que necesita Haití...

Nicolás dijo...

El FMI jamás ha ayudado a los países pobres ni fue creado para ello.

mo dijo...

pues eso, el fmi son una cueva de ladrones como dice el post.