jueves, 28 de enero de 2010

Esperanza Aguirre privatiza la dependencia

En vez de construir residencias públicas para dependientes, Esperanza Aguirre va a dar cheques de entre 400 y 831 € a los dependientes para que se vayan a residencias privadas (que cuestan de media 2.700€). O sea, no va a crear plazas públicas ni a sufragar el coste total. El beneficiario deberá aportar dinero de su bolsillo.

Aguirre esgrime su sacrosanto argumento de la "libertad para elegir". Pero esa libertad estará limitada por el bolsillo: El sistema del cheque abre la brecha de la dualidad social. El que tenga dinero puede utilizar la ayuda para elegir una residencia mejor, y quien no lo tenga seguirá sin poder pagarla.

Esta medida ultraliberal, como todas las de Esperanza Aguirre, beneficiará a las empresas privadas, que incluso podrán elegir a sus clientes, y no a los ciudadanos medios. Las residencias privadas, con el 20% de plazas vacías, aplauden esta medida.

Más información de las agresiones de Aguirre contra la Ley de la Dependencia:
- La gran canallada: Esperanza Aguirre bloquea la Ley de Dependencia
- "La Espe" bloquea derechos a los madrileños
- Esperanza Aguirre sólo ha dado ayudas a 22 cuidadores de Dependientes en 2 años
-
Excusas de Aguirre para frenar la Ley de la Dependencia en Madrid
-
Trinidad Jiménez, la ley de Dependencia y Madrid
-
El PP contra las leyes

3 comentarios:

caos-emergente.blogspot dijo...

ya, pero es una de las prestaciones que recoge la ley de Dependencia:"prestación vinculada a la adquisición de servicios" (obviamente privados). No es algo exclusivo de Madrid ni de Esperanza Aguirre, al final una ley que tenía tan buen proposito (atender a dependientes y generar empleo) se está quedando en ayudar al pago de una residencia privada (a las CCAA les sale más barato dar un % del coste de una residencia privada que crear plazas públicas). por otro lado, la ayuda más demandada y concedida es la de cuidados en el entorno familiar, es decir un pago por los cuidados que venía prestando un familiar, lo cual está bien, pero acaba cronificando la situación de la mujer como cuidadora, además de no generar empleo de calidad (se paga poco, se cotiza el mínimo a la Seg. Social, y además por ahora nadie controla que esto redunde en el bienestar del dependiente, ya que aún no hay procedimientos para comprobar si realmente el familiar está atendiendo correctamente al dependiente)

Esquirlas de Aire dijo...

Que se lo digan a un "Conseller" del Gobierno Valenciano, titular de una empresa que se dedica a montar residencias para la tercera edad. Aguirre no ha descubierto América y es más, llega tarde.

Anónimo dijo...

es una pena que segun donde vivas las ayudas del estado te llegen o no, pero no solo con la ley de dependencia, hay mas cosas como el Plan Renove de coches que a Madrid no llega por cabezoneria de la lideresa