miércoles, 27 de enero de 2010

Esperanza Aguirre también privatiza el servicio de citas médicas

El Gobierno regional de Esperanza Aguirre pretende privatizar el servicio de citas médicas a partir del 14 de febrero. Este proceso afecta a 700 trabajadores. La Consejería de Sanidad ha impedido negociar las condiciones de trabajo de los estos trabajadores afectados por esta medida, ya que no ha informado a las organizaciones sindicales presentes en la Mesa de Negociación de Sanidad.

Con la privatización del servicio de citas médicas, la Administración de la Comunidad de Madrid da un paso más en la destrucción de empleo público. La correcta gestión de los recursos humanos que ya están adscritos a la Consejería de Sanidad y que desarrollan sus funciones asignando citas médicas, podría evitar el desembolso de estos 40 millones de euros que van a a pagar los madrileños a la empresa elegida durante 4 años. Esta inciativa se enmarca en la politica de "libre elección" que tantos trucos contiene en su interior.

4 comentarios:

lenguadebrujo dijo...

Este servicio creado en noviembre de 1989 está a punto de desaparecer en el marco de privatización de la Sanidad Madrileña. Los primeros que irán a engrosar las listas de paro serán los temporales, eventuales y acúmulos de tareas (nombre eufemístico que se da a los trabajadores que están de corre turnos o para sacar trabajos puntuales y no se cubren las plazas), a continuación serán los interinos (indefinidos)que aunque no se les puede despedir hasta que el puesto no lo cubra un fijo por oposición, se sacarán de la manga la amortización de la plaza (es decir se inventarán una excusa por escrito para rescindir el trabajo), a todo esto los sindicatos de "clase" presentes en la mesa sectorial (CC.OO. y UGT)junto con el resto de sindicatos corporativos firmaron la paz social con Esperanza Aguirre al inicio de la legislatura de esta, y aunque el otoño pasado hubo motivos y calentón social para la convocatoria de Huelga en toda la sanidad madrileña se han puesto paños para que esto no ocurriera.
El futuro que depara a los trabajadores no sanitarios de la Cons. de Sanidad, es este y por otro lado a los que tienen plaza fija como estatutarios (algo parecido a funcionario pero sin serlo)es el de que nos trasladen por la ley 33 a donde les de la gana, a otros servicios e incluso otras consejerías.

Anónimo dijo...

¿y el aire que respiramos no lo privatiza esta señora?

Nicolás dijo...

Es que la empresa pública suele tener malos gestores. No hay más que fijarse en ella.

Anónimo dijo...

La secretaria de Sanidad de IU-CM, Teresa Fernández, ha denunciado hoy que el Gobierno de Esperanza Aguirre va a pagar 40 millones de euros en los próximos cuatro años a una empresa privada, que se va a encargar de gestionar las citas médicas por teléfono, en lugar de utilizar los recursos humanos que ya tiene la Administración.


Fernández ha precisado que la empresa adjudicataria del contrato es la que selecciona a sus propios operadores y ha criticado que no se hayan negociado con los sindicatos las condiciones laborales. “Sólo se negociarán las condiciones dependiendo de la relación jurídica de cada trabajador, lo que significa que pueden hacer lo que quieran”, añadió.


Además, ha recordado que en principio se contará con 300 empleados, aunque parece que la medida va a afectar a 700 trabajadores. En este sentido, ha subrayado que no es preciso privatizar el servicio de citaciones, sino mejorar la gestión, y ha insistido en la necesidad de evitar otra privatización encubierta de la sanidad pública.


“Debemos apostar por lo público que, en este caso, supone adecuar la plantilla de los servicios administrativos de los centros de salud que lo precisen para ofrecer así un servicio adecuado a las necesidades de los habitantes de cada zona, sin optar por la privatización del servicio”, concluyó la secretaria de Sanidad.