miércoles, 31 de marzo de 2010

Derechos para las Empleadas del Hogar

Debemos reivindicar la equiparación del Régimen Especial del Empleo de Hogar al Régimen General con el fin de acabar con la fuerte desregulación y precariedad laboral que sufren los empleados de este sector, en su mayoría mujeres, que tienen una protección legal menor que otras profesiones.

El contrato de servicio del hogar familiar no precisa forma escrita ni realizarse a través de la Oficina de Empleo, el horario de trabajo es fijado libremente por el empleador y, además, el empleo doméstico se incluye en un régimen especial de la Seguridad Social que tienen un grado de protección menor que el del Régimen General.

Una de las situaciones clave de precariedad en las condiciones laborales de las trabajadoras domésticas, es que no tienen derecho al desempleo y así, pueden ser despedidas cuando los empleadores quieran prescindir de sus servicios con una indemnización de 7 días de salario por año trabajado, en vez de 45 días como el resto de los trabajadores.

Las mujeres, y sobre todo las inmigrantes, se ven afectadas por esta situación. No encuentran reconocimiento de su título y formación, lo que les lleva a aceptar una serie de trabajos con unas condiciones que para las mujeres autóctonas no son aceptables.

2 comentarios:

A.A.V.V. Tomas de Villanueva dijo...

que gracia y coincidencia que los que se oponen siempre a darles derechos a las empleadas del hogar y con correlacion casi siempre extrangeras, suelen ser los/as que las contratan en sus casas y a bajo precio.

Anónimo dijo...

empleadas del hogar son trabajadoras con derechos. Derechos ya