lunes, 22 de marzo de 2010

Dimisión de Güemes y reaparición de Tamayo, ¿casualidad?

Hay quien relaciona la dimisión de Juan José Güemes con las guerra de Rato (mentor de Güemes) con Aguirre, otros con las discrepancias de Fabra (su suegro) con Aguirre. Otros lo relacionan con el resurgir de Tamayo (el que anuló las elecciones que ganaron la izquierda) que va a tirar de la manta,... y se va a liar gorda.

El Consejero Güemes se despide pasando a la historia como el peor consejero de sanidad posible, su campaña la "Sanidad, una oportunidad de negocio" le define. Desde luego su dimisión tiene muy poco que ver con una salida voluntaria y personal y más con la situación interna del PP y las formas antidemocráticas con las que Esperanza Aguirre entiende la política.

Incluso el derechista El Mundo vincula la salida de Güemes del Gobierno autonómico con su posible relación con el tamayazo. Güemes pertenece a un grupo muy concreto del PP, al de Romero de Tejada, secretario general del PP de Madrid en la época del Tamayazo. Que Güemes haya dicho 5 veces que se va de forma voluntaria hace pensar que su salida tiene que ver más con una sugerencia de la presidenta Aguirre. Recordemos que, además, Güemes, en el congreso del PP de Valencia tuvo una posición dubitativa respecto a lo que venía planteando Esperanza Aguirre y dijo creer que aquello tiene mucha relación con todo esto.

Podríamos pensar que el desmantelamiento de la sanidad pública ha dejado a Gümes extenuado, pero no tardaremos mucho tiempo en saber si la decisión de Güemes ha sido tan voluntaria como él mismo dice. Y lo más importante, Esperanza Aguirre y Eduardo Tamayo tienen que explicar qué cosas tienen entre ellos que no se conocen y que no quieren que conozcan los demás.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

La decisión peor del pijo exconsejo son las listas de espera que no se abren para que no cuenten en el cómputo.

tomás dijo...

Aquí hay tomate. El Tamayazo hay que desvelarlo.

Anónimo dijo...

Pues el sustituto de Guemes es peor todavía. uno del OPUS más facha todavía.

Nicolás dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.