jueves, 22 de abril de 2010

El velo y la derecha

La derecha no se opone al velo para luchar por los derechos de la mujer, sino por islamofobia. El velo de las monjas en los colegios religiosos, financiados con dinero público, no es un problema para el PP.

Es irónico que el PP que fomenta los colegios religiosos y se opone al derecho de las mujeres al aborto, a la asignatura de Educación para la Ciudadanía, a los derechos de gays y lesbianas, a la Ley de Igualdad y la laicidad del Estado, ahora quiera presentarse muy preocupado por la libertad de las musulmanas españolas.

Esperanza Aguirre da importantes cantidades de dinero a colegios religiosos y ultraconservadores y cede suelo al Opus Dei que separa a sus alumnos por sexo. Los 10 colegios de los Legionarios de Cristo (los de Marcial Maciel, el pederasta), los 73 del Opus Dei, y los 5 colegios de la integrista Asociación Católica de Propagandistas, cuya educación no se diferencia en nada a la educación que imparten los islamistas fundamentalistas, reciben subvenciones de instituciones gobernadas por el PP.

Sólo un modelo de escuela pública y laica es la garantía de extender los valores de igualdad, tolerancia y pluralidad, evitando la discriminación por raza, sexo, o creencia religiosa. El papel del Estado es crucial en esta tarea, porque los criterios selectivos basados en una sola creencia religiosa y un modelo cultural absoluto que no admite la diferencia, reflejan un pensamiento único, estrecho y excluyente.

Escriben también del tema: Manolo Saco, Inés Sabanés, Mikel Arana, A sueldo de Moscú, Kabila, Punts de Vista, A bloguear, Sin perdón,...

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hipocresía del PP. Falsos profetas. ¿querrán ahora quitar los crucifijos de los colegios ?

Anónimo dijo...

La religión sume a las civilizaciones en el atraso.

profesora dijo...

profesoras Monjas sí y alumnas inmigrante, no? hipocresía

Nicolás dijo...

¿Has leído el post de Enrique?

Anónimo dijo...

El velo es opresor de la mujer pero el PP lo es más.

ventanas del falcon dijo...

A Nicolás:
Sí lo he leido. Es literario de cojones. Es un genio. Anuqe no con todo lo que dice estoy de acuerdo.

Me ha gustado tu post del Pollo de Evo. Mira que he defendio veces a Evo Morales pero lo de las hormonas femeninas de los pollos es para darle una colleja.

elblogdeluna dijo...

Que en esta sociedad necesitamos que nos inyecten sentido común directamente en vena, es un asunto que me ronda la cabeza casi a diario. Sin ir más lejos, esta semana ha sido terrible, primero el ex-presidente balear, Jaume Matas, reconoce que se saltaba la ley usando dinero negro, después el ministro de educación, apoya a la niña Najwa, desautorizando al instituto.

Según la L.O.E. (ley orgánica de educación) “serán los propios centros educativos los que elaboren sus planes de convivencia, incluyendo la vestimenta” y no hay que ser un lince para deducir que las conductas de los alumnos deberán ajustarse a las normas, sin excepciones. Al que no le gusten, que se cambie de centro. Y se aplica igual para los que se destapan que para los que se tapan, para moros y cristianos, nunca mejor dicho.

No hay más que hablar, es baladí si es símbolo religioso, señal de sumisión, si esta niña puede irse a abortar en un intermedio de clase o si las monjas llevan toca. También carece de valor si es marroquí , alemana, bantú o española, si el padre ejerce presión, si las compañeras muestran solidaridad o los racistas ponen carteles.

Una cuestión bien distinta es que la ley educativa dejó en manos de los institutos la responsabilidad de legislar “a su aire”, un tema demasiado complicado que con seguridad hay que afrontar desde otros estamentos. No nos engañemos, debajo del pañuelo hay un modo de vida asociado a una religión que, quizás por desconocimiento, nos produce sombras y por eso somos mas valientes para quitar el crucifijo que el hiyab.

Al ministro Gabilondo, decirle que en público, un jefe, debe apoyar siempre a sus empleados, sin condiciones. Las diferencias se hablan en privado.Sólo así se crea empresa.