lunes, 5 de abril de 2010

Estudio: Los empresarios atentan contra la reproducción, el embarazo y la lactancia natural

En las empresas madrileñas hay riesgos para la reproducción, el embarazo y la lactancia. Lo dice un estudio elaborado por CCOO. La situación es alarmante e insostenible dado el incumplimiento generalizado de la ley por parte de los empresarios y la connivencia del Gobierno de la Comunidad de Madrid, que Esperanza Aguirre preside.

Hoy lunes, 5 de abril, a las 10 horas, en Lope de Vega, 38, 5ª planta, el secretario general de CCOO de Madrid, Javier López y el secretario de Salud Laboral, Carmelo Plaza presentan en rueda de prensa el estudio "Gestión de la reproducción, embarazo y lactancia natural". Estará también presente la médica del Trabajo de CCOO, Carmen Mancheño.

CCOO quiere llamar también la atención sobre el olvido laboral de unos temas, reproducción y embarazo que, sin embargo, tienen una gran trascendencia social y están a menudo en los medios debido a problemas actuales como infertilidad, abortos, enfermedades en los aparatos reproductivos,...

El estudio se ha elaborado a partir del análisis de una significativa muestra de empresas madrileñas y en él se analizan los riesgos existentes en ellas para la reproducción, el embarazo y la lactancia natural, la gestión que de esos riesgos hacen o no hacen los empresarios y las alteraciones en la salud que esos riesgos pueden provocar en los trabajadores.

3 comentarios:

Esquirlas de Aire dijo...

Pásate, cuando tengas un momento, por http://www.socialistasenred.com y ya mé dirás qué te parece.

ventanas del falcon dijo...

Parece interesante. Les he mandado la dirección de mi blog.
Gracias.

ventanas del falcon dijo...

El estudio “Gestión de la reproducción, embarazo y lactancia natural”, realizado sobre el análisis en 82 empresas madrileñas, refleja que más del 80% de las empresas visitadas muestran riesgos para la reproducción, el embarazo y la lactancia, de las cuales el 87% no tienen en cuenta dichos riesgos o ni tan si quiera se han identificado. Ante esta situación, Plaza admite que “hay que hacer llegar a empresarios y trabajadores estos riesgos ya que siempre se habla de accidente laboral, pero pocas veces se tiene en cuenta la posible enfermedad laboral”.

Las demandas de trabajo elevadas y los riesgos químicos constituyen los principales riesgos según el análisis de esas 82 empresas. A éstos, les siguen la exposición al ruido en mujeres y la postura sentada y el calor extremo en hombres. Otros de los principales peligros para la reproducción los constituyen las radiaciones no ionizantes, las radiaciones ionizantes y las vibraciones. Unos riesgos difíciles de valorar en muchas ocasiones y que, según Carmen Mancheño, “no se tienen nunca en cuenta porque el problema llega siempre después de que haya sucedido”.

Las consecuencias más evidentes en la reproducción son cambios en el comportamiento sexual, daños a los óvulos y al esperma, cáncer u otras enfermedades en los órganos reproductores. Los peligros durante el embarazo se traducen en malformaciones, abortos o nacimientos de niños muertos y, como indica Javier López, los riesgos continúan para el recién nacido ante la posibilidad de que “a través de la leche materna se transmita del recién nacido sustancias tóxicas derivadas del puesto de trabajo de la madre”.

Ante estos riesgos, CCOO propone medidas concretas, además de exigir a los empresarios el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Entre las medidas, CCOO propone ampliar la reducción de la jornada de media hora por lactancia a una hora. Además, desde el sindicato se pide a las trabajadoras embarazadas que lo comuniquen cuanto antes a su empresa y se anima a las trabajadoras a denunciar los despidos producidos durante el embarazo o durante la suspensión del contrato.