martes, 20 de abril de 2010

La Fundación Andreu Nin sobre el caso Garzón

LA FUNDACIÓN ANDREU NIN, ORGANIZACIÓN QUE TIENE POR OBJETO LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA REVOLUCIONARIA EN NUESTRO PAÍS Y POR EXTENSIÓN LA DE LOS DERROTADOS EN LA GUERRA CIVIL ASÍ COMO LA DE LOS PERSEGUIDOS Y REPRESALIADOS POR EL FRANQUISMO, QUIERE PONER DE MANIFIESTO:

1º. Expresar nuestro rechazo a los procedimientos judiciales incoados contra el juez Baltasar Garzón que, de acuerdo con la legislación vigente (Ley de Memoria Histórica), ha pretendido reparar, en la medida de lo posible, los derechos que asisten a los familiares de las miles de víctimas esparcidas por todo el territorio de este país.

2º. El objeto de este atropello, impropio de una sociedad democrática, no es otro que evitar el conocimiento por parte de la sociedad civil de los crímenes cometidos por la dictadura franquista.
3º. Pero las medidas judiciales que se pretenden aplicar al juez Garzón son, igualmente y sobre todo, un ataque anti-democrático a las miles y miles de víctimas y familiares del régimen franquista. Con ello se vulneran los derechos elementales a la localización de los asesinados, al recuerdo honroso de los mismos y a la necesaria reparación hacia sus familiares.

4º. Denunciamos la Ley de Amnistía de 1976 que con la contrapartida de la liberación de los presos políticos, perseguía la impunidad para los beneficiarios, torturadores y criminales al servicio de dicho régimen. Como recuerda la legislación internacional, los crímenes contra la humanidad no pueden ser nunca objeto de ninguna amnistía.

5º. Manifestar nuestra indignación por el comportamiento pre-democrático de la Justicia española y de sus más altas instancias, elevada por gracia de sus decisiones, a protectora de la indecencia más descarnada: la protección de delincuentes responsables de delitos contra la humanidad y de grupos mafiosos vinculados a las fuerzas políticas y sociales herederas del antiguo régimen.

6º. Repudiamos la conformación en nuestro país de un bloque social anti-democrático, organizado y orquestado por el Partido Popular (brazo político de GÜRTEL) y del que forman parte instituciones como la Justicia, la patronal CEOE, la Iglesia y los numerosos medios de comunicación afines a los mismos, todos ellos portadores de un proyecto político y social autoritario y restrictivo para las libertades democráticas.

7º. Solicitar de las fuerzas políticas democráticas, anti-fascistas y progresistas la tramitación de medidas legales a fin de facilitar la prohibición de grupos, partidos, asociaciones y entidades de carácter fascista.

8º. Llamamos a la “mayoría social” de este país, a los trabajadores, a los partidos democráticos y de izquierda, organizaciones sindicales, movimientos sociales, asociaciones cívicas y culturales y en especial a las que trabajan en la recuperación de la memoria histórica, a preparar y articular una contundente respuesta cívica en defensa de la DEMOCRACIA y contra la pervivencia de todo residuo fascista en la sociedad española.

9º. Por último expresar nuestra identidad con los objetivos de las personas encerradas en la Escuela de Relaciones Laborales de la Universidad Complutense. Hacemos nuestros sus motivos. Hoy como ayer:

¡DEMOCRACIA SÍ! ¡FASCISMO NUNCA MÁS! ¡FUERA FASCISTAS DE LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA!

Madrid, 14 de Abril de 2010 (¡Viva la República!)

JUNTA DIRECTIVA DE LA FUNDACIÓN ANDREU NIN

1 comentario:

Anónimo dijo...

Mis bisabuelos murieron en la guerra, cada uno en un bando, por sus circustancias tan absurdas y ridiculas como vivir en un sitio o en otro, no por sus ideales, que yo no tengo ni idea de lo que pensaban pero me pregunto ¿Uno tenía derecho a vivir y otro no? Parece ser que en sus tiempos alguien pensaba que efectivamente, uno tenía derechos y otro no. Creía que la democracia servía para tener derechos todos mientras se cumpla con las leyes de común acuerdo aceptadas