lunes, 31 de mayo de 2010

A favor del PER

La derecha ataca a Andalucía usando el subsidio agrario como argumento. Para ganar votos usan el tópico de la Andalucía subsidiada y de voto cautivo. La derecha habla de que el Gobierno hace con los andaluces "pitas, pitas" (Esperanza Aguirre) o acusa de tener el voto cautivo por medio del subsidio agrario (Josep Antoni Duran i Lleida).

El subsidio agrario es un derecho que adquieren los trabajadores agrarios eventuales mediante la cotización a la Seguridad Social, lo mismo que cualquier otro empleado. El PER no es una especie de beneficencia, como quieren hacer creer la derecha, ni siquiera supone un montante económico inasumible. Aguirre y Duran i Lleida deberían saber que el subsidio agrario apenas alcanza el 1,8% de todas las prestaciones por desempleo en España.

Desde el inicio de la crisis ha descendido un 9,3% el número de beneficiarios en el campo, frente al crecimiento del 28,7% de los perceptores de otras prestaciones de desempleo, la mayoría de ellos en territorios como Madrid y Catalunya.

La utilidad social del PER es algo que ya ni siquiera la derecha andaluza se atreve a cuestionar. Sin el subsidio agrario, los campos de Andalucía y Extremadura habrían sufrido un empobrecimiento gravísimo, con el consiguiente despoblamiento de extensas zonas. De forma simultánea, el movimiento migratorio habría agravado los problemas en las grandes ciudades.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya era hora de que los defensores del Estado del Bienestar contraatacaran la campaña del PP sobre el subsidio agrario. La posición del PP es la de los señoritos terratenientes.

Enhorabuena, sin complejos.

Julia dijo...

Muy bueno

Anónimo dijo...

¿dónde estarñia el campo andaluz sin el PER? la emigración de los 70 no hubiera sido nada comparado con lo que hubiera ocurrido en los 80 y 90 sin el PER