viernes, 11 de junio de 2010

Aguirre quiere una reforma laboral que deje manos libres a los empresarios

Esperanza Aguirre defiende una reforma laboral que liquide el Estado del Bienestar, que deje manos libres a los empresarios y a los mercados para despedir sin ninguna justificación e indemnización.

Aguirre, junto con la patronal, está reclamando una reforma laboral que siente las bases para negociar la desaparición de los convenios provinciales y de sector y relegar la negociación colectiva al ámbito de la empresa de forma que, aprovechando la situación de paro, se pierdan los derechos de los trabajadores.

A la derecha le gustaría unas relaciones laborales a la carta para el empresario y un fuerte retroceso de los derechos laborales de los trabajadores de forma general, cuando lo que nos hace falta son medidas de choque que hagan que nuestro mercado laboral no se siga deteriorando.

Aguirre, según sus propias palabras, piensa que la reforma que el Gobierno de Zapatero aprobará el 16 de junio “es light y se queda corta”. La lideres.a. está con los que nos han llevado a esta situación ofreciéndoles más víctimas, más paro y menos derechos laborales y sociales.

4 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Para eso es Espe-rancia I la cojonuda. Ese apelativo no se gana porque sí.

Salud y República

Anónimo dijo...

La reforma laboral según ha admitido lorenzo Amor dará confianza a las empresas... lo que facilitará la contratación de personas, Felix Madero ah entrevistado esta mañana a lorenzo Amor y ha declarado eso, aqui os dejo el link donde podeis oirlo
http://www.puntoradio.com/popup/audio.php?id=44156

Anónimo dijo...

Mamarracha

Pedro Julián dijo...

Díaz Ferrán dice que es light, como Aguirre. Quizás quisieran que la palabra esclavitud se incluyera