lunes, 5 de julio de 2010

Esperanza Aguirre suprime el 5% de la plantilla del profesorado, mientras crece el número de alumnos

En tiempos de crisis, la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid aprovecha la coyuntura para profundizar en su política neoliberal. La Consejería de Educación está ultimando las plantillas de los centros educativos públicos para el próximo curso. El objetivo es recortar el número de profesores y aumentar su horario lectivo. Para ello, ha impuesto lo siguiente a los equipos directivos de colegios e institutos públicos:

- Incremento de 1 hora lectiva más a los profesores de Secundaria y FP, que dejan de tener una hora de tutoría. Esto equivale a perder 470 cupos de profesorado.

- Supresión del segundo Orientador en Institutos con mayor complejidad (varios turnos, FP, PCPI, …). Esta medida supone la desaparición de unos 20 cupos.

- Eliminación de los Desdobles en el Primer Ciclo de la ESO para atender medidas educativas de apoyo a alumnado con necesidad de compensación educativa. El impacto de esta actuación es la supresión de 100 cupos.

- Desaparición en Aulas de Enlace, disminución de profesorado de todos los perfiles del programa de Educación Compensatoria. Estimamos que esto puede representar un 10% de los efectivos: 280 cupos.

- No aplicación, donde se esté haciendo, de la disminución horaria a mayores de 55 años.

La concreción de estas instrucciones van a suponer la eliminación, al menos, de 824 puestos de trabajo. Esta cifra se irá incrementando en los próximos días puesto que se ha anunciado la intención de suprimir unidades de Bachillerato nocturno así como de eliminar profesorado de apoyo en Educación infantil. Además, a estos recortes se suman los 1000 contratos menos de personal interino que ya preveían los vigentes Presupuestos de Educación.

Por otra parte, hay que sumar el impacto que van a tener en el empleo el Plan de ajuste, que el gobierno de Madrid pretende aprobar en la Asamblea el próximo día 24 de Junio. Este Plan, que modificarán los Presupuestos del 2010 y que la Consejería de Educación pretende poner en marcha de forma inmediata, va a suponer 424 cupos de profesorado menos.

Por tanto, la Consejería de Educación se propone recortar el cupo de profesorado a través de la sobrecarga horaria, la eliminación de las medidas de atención a la diversidad, la desaparición de las licencias por estudios, la eliminación de la reducción horaria del profesorado mayor de 55 años, la disminución de bachilleratos nocturnos o la desaparición del profesorado de apoyo. Esto supone no dotar un 5% (aproximadamente 2.500 profesores) de la actual plantilla de profesorado de los niveles no universitarios.

Todo ello sin cumplir la normativa vigente en materia de atención a la tutoría, ratios, cupos y atención a la diversidad. Todo ello, a pesar de que el próximo curso se incorporarán unos 15.000 alumnos más al sistema público y sería necesario incrementar los profesores en un número de, al menos, 1.000.

Estos recortes van en detrimento de la calidad educativa. Son medidas injustas, antieconómicas y antieducativas por aumentar el desempleo, deteriorar las condiciones laborales del profesorado y retrasar la salida de la crisis en Madrid al dar menos oportunidades educativas a los madrileños.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

A que en la privadadno lo hace. Vaya pájara.

Nicolás dijo...

Algún día escribiré sobre los recortes educativos que el conseller Font de Mora está sometiendo a la Comunidad Valenciana. Luego se extraña que ocupemos la colo de todo el Estado.

dospalos dijo...

Una vuelta de tuerca más para acabar con la enseñanza pública. Pero aquí la fuerza "de izquierda" parece no darse cuenta y prefiere centrarse en otros asuntos a la hora de criticar a la LidereSA. ¿Medidas de ahorro? ¿Aprovechamiento de la plantilla? No: empeoramiento de las condiciones docentes. Busca empeorar la calidad de la pública para seguir atrayendo gente a la concertada. Y a seguir dando conciertos al OPUS y a grupos afines.