miércoles, 21 de julio de 2010

Gallardón gasta 72 millones en papeleras y elimina la cooperación al desarrollo

El Ayuntamiento de Madrid, que mantiene la deuda más grande de todos los ayuntamientos españoles, con 7.314 millones, y que ha eliminado la cooperación al desarrollo de los presupuestos ha iniciado la sustitución de todas las papeleras de la ciudad, lo que representará un aumento de la deuda de otros 72 millones de euros.

Las nuevas papeleras son iguales que las que había, excepto que incorporan un cenicero para colillas, una inscripción en braille para ciegos y, en algunos cubos, bolsas biodegradables.

La sustitución de las antiguas papeleras por estas nuevas entra dentro de un contrato firmado en 2009 que ha costado 72 millones de euros al Ayuntamiento, según fuentes del área municipal de Medio Ambiente. El acuerdo contempla la instalación de 63.504 recipientes (antes había 53.795) en dos fases: el pasado 22 de junio se terminó de colocar el grueso de las papeleras y a partir del 1 de enero de 2011 se pondrán las 2.546 restantes. El acuerdo contempla la instalación de 63.504 recipientes (antes había 53.795)

Cada papelera cuesta 1.166 euros
Cada una de ellas sale por 1.133,78 euros. En este precio, además de la instalación y el suministro, se incluye el mantenimiento y la conservación de los recipientes durante los diez años que estará vigente el contrato (hasta 2019). Entre los cuidados previstos está el lavado de los cubos cada 15 días, según el Consistorio.

Se trata de uno de los contratos más escandalosos que se han firmado en Madrid en los últimos años, un verdadero despilfarro. Cuesta casi el doble que el anterior, pero las papeleras son prácticamente iguales.