martes, 31 de agosto de 2010

Aguirre se siente perdedora e insiste en criminalizar a los trabajadores de Metro

La empresa del Metro, bajo control del gobierno de Esperanza Aguirre, y los trabajadores de Metro, con los sindicatos a la cabeza, finalmente irán a juicio por no alcanzar un acuerdo. Esperanza Aguirre ha perdido el pulso con los trabajadores de Metro, que se mantienen firmes y están cohesionados en defensa de sus derechos y la legalidad.

No tiene lógica ni sentido que se quiera mantener el conflicto con los trabajadores de Metro. Es increible que Aguirre pretenda que la huelga del pasado junio sea declarada ilegal y que se indemnice a la empresa con 6,5 millones de euros, cuando saben que lo único ilegal fueron sus servicios mínimos abusivos.

La lideres.a. sigue insistiendo en su actitud de criminalizar a las víctimas del conflicto, que son los trabajadores, cuando el agresor real es el Gobierno regional. El único problema es que Esperanza Aguirre no quiere aparecer como perdedora en un conflicto que ella misma promovió.

No hay comentarios: