jueves, 26 de agosto de 2010

Esperanza Aguirre quita la merienda a los pacientes ingresados en hospitales

Esperanza Aguirre no pretende ahorrar haciendo que paguen más impuestos los que más tienen ni reduciendo el dinero que destina a la educación y sanidad privada, la lideres.a. pretende hacerlo quitando la merienda de los pobres ingresados en la Paz. La medida pretende reducir el gasto, especialmente en contratación de trabajadores en la cocina.

Sin ese tentempié, la distribución de comidas queda así: desayuno a las nueve, comida a la una y cena a las ocho. Y si alguien tiene hambre en esas siete horas que van del almuerzo a la cena, ya serán sus familiares los que se encarguen de llevarle alguna chuchería. Esto es otra forma de privatizar los servicios sanitarios.

4 comentarios:

angelsmcastells dijo...

Esto es introducir el copago a la brava. O te pagas la merienda, o no meriendas!

rafa espada dijo...

Y estando un poco peor alimentados no tendrán una recuperación más lenta?

No soy médico... pero parece lógico que una buena recuperación vaya de la mano de una buena alimentación.

Diplotaxis dijo...

Por otro lado, no se trata sólo de una cuestión de estar bien alimentado, o pagarse la comida. Supuestamente, el hecho de que los pacientes coman lo que el hospital les suministra implica que se lleva un control de su dieta, lo cual puede tener cierta importancia por cuestiones obvias.

Anónimo dijo...

hasta dónde vamos a llegar. ¿cuánd ovamos a salir a la calle para echarla? espero que nadie la vote