martes, 19 de octubre de 2010

La Consejera de Educación de Esperanza Aguirre explica a “Comunión y Liberación” sus planes privatizadores en la Comunidad de Madrid

Lucía Figar, la Consejera de Educación del gobierno regional de Esperanza Aguirre, explica a “Comunión y Liberación”, un grupo ultracatólico, sus planes privatizadores en la Comunidad de Madrid. Durante el pasado mes de agosto Lucía Figar participó en un encuentro que organizó Comunión y Liberación.

Lucía Figar explicó la situación de la Educación en la Comunidad (desde su perspectiva, lógicamente) y expuso los fines de la política educativa de la Administración madrileña.

El primero y más importante: la apuesta por la libertad de elección de centro por los padres, lo que se traduce, en palabras de la propia Consejera, en conseguir una proporción centros públicos- centros católicos absolutamente diferente a la del resto de España, porque según afirma la insigne política eso es lo que quieren los padres y madres de Madrid.

Leer directamente las palabras de la propia Consejera de Educación es escalofriante:

Lucía Figar: “Yo quisiera solo subrayar algunos aspectos importantes. Quisiera subrayar el factor común de todas las iniciativas, las reformas que hemos llevado a cabo, es decir, intentar ampliar los espacios de libertad o de aumentar las libertades educativas en nuestra región.

En primer lugar, hemos elegido mejorar el panorama de la educación en centros de gestión privada con fondos públicos, ampliar la oferta de plazas en las estructuras de este tipo dentro de la Comunidad de Madrid. Estos centros están sostenidos con el dinero público, con fondos de los gobiernos regionales, pero tienen gestión privada y por tanto tienen titularidad privada y son gestionados de modo privado. Nosotros hemos aumentado las plazas escolares ofreciendo estas plazas a centros que funcionaban como centros privados al 100%, en los que los padres tenían que afrontar el 100% de los gastos; hemos acogido también a nuevos centros que tenían algunas dificultades dentro del programa de centros concertados y desde hace 7 años hemos ofrecido ámbitos públicos, regionales o de ayuntamiento, lugares públicos para que cooperativas, centros religiosos,… puedan llevar adelante sus propios proyectos educativos con la ayuda y el soporte de los fondos públicos.

El problema también del lugar, del terreno, es un problema grave en España. Era un gran problema y nosotros hemos ofrecido estos lugares gratuitamente a organizaciones religiosas, cooperativas y otras estructuras para que crearan centros sostenidos con fondos públicos pero con gestión privada. Esto indica que en los últimos 6 años hemos abierto 79 centros nuevos de este tipo en la Comunidad de Madrid y hoy en día la proporción entre escuela pública, concertada y privada es esta: la escuela pública representa el 52% en nuestra región, la Comunidad de Madrid, la escuela concertada el 33% y la escuela al 100% completamente privada cerca del 15%.

Dentro de estos centros, entre comillas, “concertados”, más de 2/3 ofrecen educación católica. Comunión y Liberación gestiona dos centros; C.L. gestiona 2 centros, por lo tanto yo pienso que estos dos centros pueden ser más en futuro obviamente, no sólo quedarse en dos “(aplausos).


Es verdad que ya sabíamos que entre las prioridades de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid no estaba la escuela pública, pero oírselo decir de esta forma a la Consejera da verdadero pavor. Aunque la siguiente perla no es de menor calado:

(Lucía Figar)”La escuela católica ha sido ejemplar en el responder a muchas demandas de los padres y, además, la escuela católica ha sido ejemplar a la hora de afrontar la disminución del número de sacerdotes en las escuelas. Es ya realidad, no solo una promesa, poder observar la eficacia con la que profesores laicos están asumiendo proyectos educativos de la escuela católica. La Iglesia en España ha hecho grandes esfuerzos con el fin e formar docentes laicos que asumen su encargo identificándose plenamente con el carisma y el ideal de las instituciones religiosas respectivas. Son responsables del proyecto educativo. Se ha visto un esfuerzo material, espiritual y personal de muchas religiosas y religiosos de la Iglesia católica, de las escuelas católicas en general; esto nos ha permitido en esta fase de expansión de centros concertados en España que muchos de los proyectos nuevos estén en manos de religiosos laicos y que muchos más niños puedan recibir la educación católica en nuestra región.”

5 comentarios:

dioni dijo...

publica, publica, no privada!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

La comunidad autonoma que menos invierte en educacion es madrid con solo un 2.49%!!!!
la que mas extremadura invierte un 4.8%!!!!!!!!!!!!!!!

Nicolás dijo...

Enlazado para mañana.

Basseta dijo...

El pueblo saharaui de nuevo contra las cuerdas

Anónimo dijo...

Que no, que no, que no se puede recortar de la educación y la sanidad. ¿los madrileños sois tontos? ¿por qué la votáis?