viernes, 15 de octubre de 2010

LEY DE AUTORIDAD DEL PROFESOR: Propaganda para tapar las malas condiciones laborales del profesorado madrileño

La Ley de Autoridad del Profesor de la Comunidad de Madrid reconoce la condición de autoridad pública para los directores y demás miembros del equipo directivo, así como para el resto de profesores de los centros educativos públicos, concertados y privados de esta Comunidad.

Esto significa, solamente, que los hechos constatados por los docentes gozarán de presunción de veracidad en sus declaraciones e informes.

- Trata de hacer un seguro de responsabilidad civil para los docentes, en una ley futura (nada novedoso),

- Intenta establecer un régimen disciplinario para aquellos que no cumplan las normas de convivencia (ya reglado),

- Recoge la obligación de los alumnos de reparar los daños causados (copia de lo ya existente).

No entra en materia penal, por que, a pesar de sus pesares, la Presidenta del Gobierno Regional, Esperanza Aguirre, no tiene competencias en este aspecto, ya que para ello hay que modificar el Código Penal y esto sólo lo pueden hacer las Cortes Generales.

Es una refundición de la norma estatal sobre convivencia en los centros, con conceptos tales como disciplina y respeto, pero normativamente no hay nada nuevo, porque ante un juez no modifica lo ya existente.

Posts relacionado:
¿Se puede otorgar autoridad a los profesores por decreto, como afirma Esperanza Aguirre?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

profespolis, j ja ja

Anónimo dijo...

Al menos hace llegar a algunos el mensaje de que el alumno no es superior al profesor, muy necesario hoy en día.

Anónimo dijo...

http://insuranceinstates.com/indiana/Indianapolis/A-1%20Insurance%20Agency%3A%20Greenwood/46201/

info-derecho dijo...

Será propaganda o no pero la situación del profesorado se ha vuelto dramática en algunos centros. No creo que se pueda encontrar un solo profesor con algo de antigüedad que no haya recibido alguna amenaza verbal, insulto o intento de agresión. Ya está bien que eso no va en el sueldo.